Cómo hacer el amor a una mujer negro

Qué es el budismo (Jorge Luis Borges;Alicia Jurado)

2020.09.18 14:00 kong-dao Qué es el budismo (Jorge Luis Borges;Alicia Jurado)

Siddharta queda siete días en la soledad. Busca después a los ascetas que habitan en la selva; unos están vestidos de hierbas, otros de hojas. Todos se alimentan de frutos; unos comen una vez al día, otros cada dos días, otros cada tres (Nota propia: Adan y Eva también iban vestidos con hojas luego de comer "el fruto prohibido") Rinden culto al agua, al fuego, al sol o a la luna. Hay quien está parado en un pie y hay quienes duermen en un lecho de espinas.

Acaso no sea inútil señalar que el siglo VI a. de C., en que floreció el Buddha, fue un siglo de filósofos: Confucio, Lao Tse, Pitágoras y Heráclito fueron contemporáneos suyos.

Como Schopenhauer, los hindúes desdeñan la historia; carecen de sentido cronológico

La verdad, por escandalosa que sea, es que a los hindúes les importan más las ideas que las fechas y que los nombres propios.

El alma inmaterial es un espectador, un testigo, no un actor de las cosas. Cuando el cuerpo sutil o alma psíquica intuye esta verdad, cesa la unión del alma con la materia.

Como todas las religiones y filosofías del Indostán, el budismo presupone las doctrinas de los Vedas. La palabra Veda significa «sabiduría» y se aplica a una vasta serie de textos antiquísimos que, antes de ser fijados por la escritura, se transmitieron oralmente de generación en generación (Nota propia: Transmisión oral igual que el Taoismo y Confucionismo para evitar que los conocimientos sean "atrapados" por los que sabían leer y/o escribir)

Recordará el lector que Parménides análogamente negó que hubiera variedad en el mundo. Zenón de Elea, su discípulo, formuló sus paradojas para probar que las nociones corrientes del tiempo y del espacio conducen a resultados absurdos. Para Sankara hay un solo sujeto conocedor; su esencia es eterno presente.

Elige a su madre, la reina Maya (este nombre significa la fuerza mágica que crea el ilusorio universo), mujer de Suddhodana, que es rey en la ciudad de Kapilavastu, al sur del Nepal

Mara, dios del amor, del pecado y de la muerte, ataca entonces a Siddharta.(Nota propia: Mara: dios de la ilusión, es quien tienta a Buda cuando medita bajo "el árbol de la sabiduría" - situación similar cuando Jesús es tentado por el demonio en el monte)

Ya en los Vedas, Dios es el Hechicero que crea el mundo aparencial mediante la fuerza mágica de Maya, la ilusión (...) No existen Maya y Dios; Maya es un atributo de Dios, como el calor y el resplandor son atributos del fuego (...) El cosmos es la ilusión cósmica; el cuerpo, el Yo y la noción de Dios como creador son facetas parciales de esa ilusión.

La salvación debe buscarse en el Vedanta, que enseña la irrealidad de las cosas y la realidad de una sola cosa indeterminada: Dios o el alma. El Vedanta debe ser estudiado con un maestro, cuya lección final será: «Tú eres Brahman».

Como todas las religiones y filosofías del Indostán, el budismo presupone las doctrinas de los Vedas. La palabra Veda significa «sabiduría» y se aplica a una vasta serie de textos antiquísimos que, antes de ser fijados por la escritura, se transmitieron oralmente de generación en generación. El Korán es un libro sagrado, la Biblia es un conjunto de obras que fueron declaradas canónicas por diversos concilios; la índole divina de los Vedas ha sido en cambio reconocida en la India desde una época inmemorial. Himnos, plegarias, incantaciones, fórmulas mágicas, letanías, comentarios místicos y teológicos, meditaciones ascéticas e interpretaciones filosóficas integran los Vedas. Se entiende que son obra de la divinidad que, al cabo de cada una de las infinitas aniquilaciones del universo, los revela a Brahma; este, mediante las palabras de los Vedas, que son eternas, crea un nuevo universo. Así, la palabra piedra es necesaria para que haya piedras en cada nuevo ciclo cósmico.
La más famosa de las escuelas filosóficas, el Vedanta, tiene su raíz en los Vedas; Vedanta quiere decir «Final» o «Culminación de los Vedas». Se trata de un monismo panteísta, afín a las doctrinas occidentales de Parménides, Spinoza y Schopenhauer. Para el Vedanta hay una sola realidad, diversamente llamada Brahman (Dios) o Atman (alma), según la consideremos objetiva o subjetivamente. Esta realidad es impersonal y única; ni en el universo ni en Dios hay multiplicidad. Recordará el lector que Parménides análogamente negó que hubiera variedad en el mundo. Zenón de Elea, su discípulo, formuló sus paradojas para probar que las nociones corrientes del tiempo y del espacio conducen a resultados absurdos. Para Sankara hay un solo sujeto conocedor; su esencia es eterno presente.
Brahman destruye y crea el universo cíclicamente: ambas operaciones son de índole mágica o alucinatoria. Ya en los Vedas, Dios es el Hechicero que crea el mundo aparencial mediante la fuerza mágica de Maya, la ilusión. Dos motivos de muy diversa índole han sido sugeridos para justificar las periódicas emanaciones y aniquilaciones del universo; para unos, el proceso cósmico es natural e involuntario como la respiración; para otros es un juego infinito de la ociosa divinidad. Recordemos la sentencia de Heráclito: «El tiempo es un niño que juega a las damas; un niño ejerce el poder real», y el verso del místico alemán del siglo XVII, Angelus Silesius: «Todo esto es un juego que ejecuta la divinidad».

La doctrina del Vedanta se resume en dos afamadas sentencias: Tat twuam asi (Eso eres tú) y Aham brahmasmi (Soy Brahman). Ambas afirman la identidad de Dios y del alma, de uno y el universo. Esto quiere decir que el eterno principio de todo ser, que proyecta y disipa mundos, está en cada uno de nosotros pleno e indivisible. Si se destruyera el género humano y se salvara un solo individuo, el universo se salvaría con él (Nota personal: Si se salva un ser humano, también se salvaría la ilusión)
Otros maestros del Vedanta agregan que el error fundamental de las almas es identificarse con los cuerpos que habitan y buscar placeres sensuales, que las atan al mundo y son causa de sucesivas reencarnaciones.(Nota propia: Libro Tibetano de los Muertos) La ejecución desinteresada de los deberes que los Vedas imponen conduce a la salvación. Debemos amar al Creador, no a las criaturas.
Después de la muerte, el alma liberada es, a semejanza de Dios, pura conciencia, pero no se confunde con Dios, que es infinito. Esta es la doctrina de Ramanuja; otros afirman que las almas individuales se pierden en la divinidad como la gota del rocío en el mar.
(...)Schopenhauer escribe: «Uno son el torturador y el torturado. El torturador se equivoca, porque cree no participar en el sufrimiento; el torturado se equivoca, porque cree no participar en la culpa».

Los dioses viven muchos siglos, pero no son inmortales. Algunos habitan la cumbre del monte Meru; otros, palacios suspendidos en el aire. A medida que la jerarquía es más alta, los goces son menos físicos; la unión de los dioses inferiores es semejante a la de los hombres; luego, en categorías más elevadas, se realiza mediante el beso, la caricia, la sonrisa o la contemplación. No hay concepción ni nacimiento; los hijos, ya de cinco a diez años de edad, aparecen de pronto sobre las rodillas de la diosa o del dios que es su madre o su padre (según la tradición hebrea, Adán tenía treinta y tres años en el momento en que fue creado). Los dioses de la segunda región ignoran los deleites sensuales: su alimento es la alegría y sus cuerpos están hechos de materia sutil. Oyen y ven, pero carecen de gusto, olfato y tacto. En la tercera región los dioses son incorpóreos y viven en un puro éxtasis contemplativo que puede extenderse a veinte, cuarenta, sesenta u ochenta mil períodos cósmicos.

Para Schopenhauer, hay en el mundo una sola esencia, la Voluntad, que asume todas las formas del universo; la transmigración es un mito que presenta de un modo sucesivo esa realidad eterna y ubicua.

Hemos dicho que cada encarnación determina la subsiguiente; esta determinación constituye lo que las escuelas filosóficas de la India llaman el karma. La palabra es sánscrita y deriva de la raíz kri, que significa «hacer» o «crear». El karma es la obra que incesantemente estamos urdiendo; todos los actos, todas las palabras, todos los pensamientos —quizá todos los sueños— producen, cuando el hombre muere, otro cuerpo (de dios, de hombre, de animal, de ángel, de demonio, de réprobo) y otro destino. Si el hombre muere con anhelo de vida en su corazón, vuelve a encarnar; es como si, al morir, plantara una semilla.

Radhakrishnan ha definido el karma como la ley de la conservación de la energía moral. También podemos considerarlo una interpretación ética de la ley de causalidad
El karma obra de un modo impersonal. No hay una divinidad de tipo jurídico que distribuye castigos y recompensas; cada acto lleva en sí el germen de una recompensa o de un castigo que pueden no ocurrir inmediatamente, pero que son fatales.

La teoría platónica o pitagórica de la transmigración presupone un alma que transmigra, una pura esencia inmortal que se aloja en un cuerpo y después en otro; el budismo, en cambio, niega la existencia de un Yo y recurre al karma para asegurar una continuidad de las diversas vidas.

En el budismo hay seis condiciones para el hombre después de la muerte. Se las llama los Seis Caminos de la Transmigración y se las enumera así: 1) La condición de dios (deva). Estos seres han sido heredados de la mitología indostánica y, según ciertas autoridades, son treinta y tres: once para cada uno de los tres mundos. Deva y Deus proceden de la raíz div, que significa «resplandecer». 2) La condición de hombre. Esta es la más difícil de lograr (...) sólo los hombres pueden alcanzar el nirvana. 3) La condición de asura. Los asuras son enemigos de los devas. Afines a los asuras son los nagas, serpientes de rostro humano (Nota personal: ver diosa taoista Nuwa) que moran en palacios subterráneos, donde conservan los libros esotéricos del budismo. 4) La condición animal. La zoología budista los clasifica en cuatro especies: los que no tienen pies, los que tienen dos pies, los que tienen cuatro pies y los que tienen muchos pies. Los jatakas refieren vidas anteriores del Buddha en cuerpos de animales. 5) La condición de preta. Son réprobos atormentados por el hambre y la sed; su vientre puede ser del tamaño de una montaña y su boca como el ojo de una aguja. Son negros, amarillos o azules, llenos de lepra y sucios. Algunos devoran chispas, otros quieren devorar su propia carne. Suelen animar los cadáveres y merodear por los cementerios (Nota personal: ¿Necromantes?) 6) La condición de ser infernal. Sufren en lugares subterráneos, pero también pueden estar confinados en una roca, un árbol, una casa o una vasija. El Juez de las Sombras habita en el centro de los infiernos y pregunta a los pecadores si no han visto al primer mensajero de los dioses (un niño), al segundo (un anciano), al tercero (un enfermo), al cuarto (un hombre torturado por la justicia), al quinto (un cadáver ya corrompido). El pecador los ha visto, pero no ha comprendido que eran símbolos y advertencias. El Juez lo condena al Infierno de Bronce, que tiene cuatro ángulos y cuatro puertas; es inmenso y está lleno de fuego. Al fin de muchos siglos una de las puertas se entreabre: el pecador logra salir y entra en el Infierno de Estiércol. Al fin de muchos siglos puede huir y entra en el Infierno de Perros. De este, al cabo de siglos, pasará al Infierno de Espinas, del que regresará al Infierno de Bronce.

Predica una Vía Media: el Sagrado Óctuple Sendero, al que conducen las Cuatro Nobles Verdades. Estas verdades son: el sufrimiento, el origen del sufrimiento, la aniquilación del sufrimiento y el camino que lleva a la aniquilación del sufrimiento, o sea, el Óctuple Sendero (...) ¿Qué es el sufrimiento? El Buddha responde: «Es nacer, envejecer, enfermarse, estar con lo que se odia, no estar con lo que se ama, desear y anhelar y no conseguir». ¿Cuál es el origen del sufrimiento? ¿Cuál es el camino que lleva a la aniquilación del sufrimiento? El Buddha responde: «Es el Sagrado Óctuple Sendero: recto conocimiento, recto pensamiento, rectas palabras, rectas obras, recta vida, recto esfuerzo, recta consideración y recta meditación». Estas normas integran una Vía Media (Nota personal: Confucio - El Justo Medio) (...) La doctrina, observa Köppen, no es dogmática ni especulativa; es moral y práctica.

Nirvana es la palabra sánscrita que, etimológicamente, vale por «apagamiento», «extinción»; también cabría traducir «el extinguirse» o «el apagarse».

En cambio, el budismo niega, adelantándose a Hume, la conciencia y la materia, el objeto y el sujeto, el alma y la divinidad. Para las Upanishadas, el proceso cósmico es el sueño de un dios; para el budismo, hay un sueño sin soñador. Detrás del sueño y bajo el sueño no hay nada. El Nirvana es la única salvación (...) Schopenhauer, que tanto ha influido en las interpretaciones occidentales de la doctrina del Buddha, considera que Nirvana es un eufemismo de la palabra nada (...) Alcanzado el Nirvana, antes de la muerte, las acciones del santo ya no proyectan karma alguno; puede prodigar bondades o cometer crímenes, y estos no engendran recompensa ni castigo, ya que está libre de la Rueda y no renacerá.

Para nosotros, la extinción de una llama equivale a su aniquilamiento; para los hindúes, la llama existe antes de que la enciendan y perdura después de apagada. Encender un fuego es hacerlo visible; apagarlo, es hacerlo desaparecer, no destruirlo (...) Lo mismo ocurre con la conciencia, según el Buddha: cuando habita el cuerpo la percibimos; cuando muere el cuerpo desaparece, pero no cesa de existir.

De Aristóteles se dijo que por la mañana confiaba sus pensamientos íntimos a unos pocos alumnos; por la tarde, comunicaba a un grupo más amplio una versión popular. La primera doctrina era la esotérica; la otra, la exotérica. Lo mismo ocurre con Pitágoras y con Platón y, también, con el Buddha.

El ideal del Buddha ha sido reemplazado por el del Bodhisattva, un hombre que se propone llegar a Buddha al cabo de innumerables encarnaciones.

El Hinayana afirma que en el Nirvana desaparecerán la vista, el tacto, el olfato, el gusto y la audición, y compara al elegido con una lámpara apagada. Nagarjuna declara que lo que no existe no puede desaparecer ni continuar. El Nirvana equivale a la concepción de que nada existe; el Samsara ya es el Nirvana y se identifica con el principio absoluto que hay detrás de las apariencias. El hombre que sabe que no es ha alcanzado el Nirvana; el vasto universo astronómico no es menos irreal que ese hombre. Quien se confunde con los otros y con todo lo otro ya ha logrado la meta (Nota personal: taoismo)

En uno de los tratados que se titulan Ápice de la Sabiduría, se lee que todo, para el sabio, es mera vacuidad, mero nombre; también es mera vacuidad y mero nombre el Ápice de la Sabiduría (Nota personal: taoismo)

Hay una carrera intermedia, la del Pratyeka Buddha, el santo solitario que, sin ayuda de maestros, llega a ser Buddha, pero que no puede comunicar su iluminación.

En el Hinayana no hay sacerdotes,hay monjes; el lamaísmo, en cambio, nos muestra una vistosa jerarquía, cuyas dos cabezas —el Dalai-Lama o Glorioso Rey y el Pantchen-Lama o Glorioso Maestro— ejercieron, como los Papas medievales, el poder temporal y espiritual.

(...) el lamaísmo, como la doctrina cristiana, concede una decisiva importancia a la hora de la agonía. Llegada esa hora, o aun después de la muerte, un sacerdote lee al moribundo o al cadáver el libro que se llama Bardo-Thödol o Liberación por el oído, que consta de una serie de instrucciones para el viajero en los reinos de la muerte (...) Una vez enterrado el cadáver, la ceremonia continúa; su duración es de cuarenta y nueve días y se ejecuta ante una efigie que representa al muerto. La efigie finalmente se quema.

El confucianismo es menos una religión que un sistema ético y social; el taoísmo enseña, como el budismo, la irrealidad del universo. Es famosa la parábola de Chuang-Tzu, otro de sus maestros: «Chuang-Tzu soñó que era una mariposa y no sabía, al despertar, si era un hombre que había soñado ser una mariposa o una mariposa que ahora soñaba ser un hombre».

Cuando en el año 526 el patriarca Bodhidharma arribó a la China, el emperador se jactó de los numerosos monasterios que había fundado y de la cantidad creciente de monjes; Bodhidharma le dijo que tales cosas pertenecían al mundo de las apariencias y que no había ganado ningún mérito. Luego, se retiró a meditar. Según una leyenda, pasó nueve años en silencio ante un muro, donde quedó impresa su imagen. Fundó la secta de la meditación (Ch’an), que daría origen en el Japón al budismo Zen.
(...)
Los monjes eran, por lo regular, gente ignorante reclutada entre los campesinos y tampoco recibían una instrucción general en el monasterio.

El budismo tántrico cree que la iluminación sólo puede obtenerse por medio de una doctrina esotérica que el maestro, el guru, enseña oralmente al discípulo, el chela, y que no podemos hallar en las escrituras sagradas. Las prácticas comprenden tres métodos: la repetición de fórmulas, los gestos y danzas rituales y la meditación que nos identifica con determinadas divinidades (...) Para ayudar a la imaginación existe una tradición pictórica: ciertos mándalas representan a las divinidades y otros son símbolos de los Buddhas o del universo.

(...) el primer ejemplo de intuición instantánea que en el Japón se llama satori; equivale a lo que sentimos al percibir de golpe la respuesta a una adivinanza, la gracia de un chiste o la solución de un problema.
(...)
Nuestros hábitos mentales obedecen a los conceptos de sujeto y de objeto, de causa y efecto, de lo probable y de lo improbable y a otros esquemas de orden lógico que nos parecen evidentes; la meditación, que puede exigir muchos años, nos libra de ellos y nos prepara para ese súbito relámpago: el satori.
Desconfiar del lenguaje, de los sentidos, de la realidad del pasado propio o ajeno y aun de la existencia del Buddha, son algunas de las disciplinas que debe imponerse el adepto. (Nota personal: Desconfiar, cuestionar, dudar, filosofar)

Para provocar el satori, el método más común es el empleo del koan, que consiste en una pregunta cuya respuesta no corresponde a las leyes lógicas.

«La felicidad es de aquel que tiene nada, que ha dominado la doctrina y ha alcanzado la sabiduría. Mira cómo sufre el que tiene algo. El hombre está encadenado al hombre».

Aclaremos que infinito no es, para el budismo, un sinónimo de indefinido o de innumerable; significa, como en las matemáticas, una serie sin principio ni fin. Nuestro pasado no es menos vasto ni menos insondable que nuestro futuro.
submitted by kong-dao to Filosofia_Renovada [link] [comments]


2020.08.03 02:42 Otro_engranaje Pensando lo viral en las redes sociales: ¿Lo viral se vuelve banal?

¡Buenas comunidad!, en esta ocasión traigo nuevamente un breve ensayo que compartiré por este medio y por mi blog (si les resulta más cómodo leerlo por allí).
En resumen: Hago foco sobre las tendencias y el fenómeno de la viralización, y de cómo lo que se viraliza tiende a volverse banal, sin importancia, incluso cuando lo que se viraliza es un asunto que demanda seriedad. Introduzco el pensamiento de Halsall McLuhan ("el medio es el mensaje"). Además cito a autores como Baudrillard y Guy Debor, cuyas tesis (El primero, con sus libros El sistema de los objetos y Cultura y Simulacro y, el segundo, con La Sociedad del espectáculo) proporcionan un marco teórico bastante interesante para abordar la situación.
El ensayo:
La viralización, la banalización…
La internet, tal cual la conocemos hoy, es una fuente casi inagotable de información. Las redes sociales, en el presente, son a su vez un instrumento de gran sofisticación al momento de recopilar y difundir cierto tipo de información. Ahora quizás no lo recordemos, pero en el año 2014 el boom de difusión del denominado “#IceBucketChallenge”, aquella campaña para concientizar y recaudar fondos para invertir en la investigación sobre la Esclerosis lateral amiotrófica, era (incluso un año después) el fenómeno global más multitudinario de la historia de las redes, con más de 17 millones de videos y 440 millones de visualizaciones sobre aquél reto [1]; o el meme “Harlem Shake”, en el año 2013, (esos vídeos dónde una persona bailaba sola en una habitación y de un momento a otro, la habitación explotaba de gente disfrazada haciendo movimientos bizarros con la canción característica de fondo) que llegó a recopilar algo así como 175 millones de visualizaciones ese año y unas tantas miles de versiones de un mismo vídeo [2] [3].
Lo viral, de acuerdo a la RAE, es en una primera acepción lo “perteneciente o relativo a los virus”, pero en el siglo XXI se sumó una nueva definición: “adj. Dicho de un mensaje o contenido: Que se difunde con gran rapidez en las redes sociales a través de internet” [4]. Los “fenómenos virales” son hoy moneda corriente. Año tras año vemos tendencias que van y vienen. Algunas, como el “Harlem Shake”, simples memes. Otros, como el “#IceBuketChallenge”, pretenden transmitir un mensaje más serio y profundo. Pero, sea de una u otra naturaleza, lo cierto es que lo viral, convertido en moda, suele ser pasajero; tiende a convertirse en banal, trivial o carente de sustancia. Si de un chiste se tratase, si fuese solo una broma, deja de causar gracia en cuanto pasa de moda; si el contenido se propusiese enviar un mensaje, o generar conciencia sobre un problema, lo hace, pero en cuanto se haya cumplido su período de expiración, el mensaje junto con el contenido es olvidado, sepultado en la memoria de un universo repleto de tendencias que no cesan de aparecer y desaparecer en cuestión de años, meses o incluso semanas, independientemente de que el problema haya sido o no resuelto.
Pero, acaso… ¿Será que la viralización en las redes sociales tiende a la banalización de aquello que se viraliza?, ¿es esto cierto, o es una idea de una mente pesimista?
Cuando el medio es el mensaje.
Los usos de las redes sociales son principalmente comerciales y publicitarios, aunque no puedan desprenderse totalmente de su valor como potenciales agentes de mediación social [5]
La anterior afirmación extraída de un artículo de los “Cuadernos de Información y Comunicación” (revista de la Universidad Complutense de Madrid), nos da a entender dos cosas: La primera, que las redes sociales, además de ser un espacio de “socialización” virtual, son un medio. La segunda, explícita, que los principales usos de este medio son “comerciales y publicitarios”, lo que no quita que sean agentes poderosos de “mediación social”. Pero en esencia, es un medio, y es por naturaleza un canal que no nos pone en contacto con lo inmediato, sino con una imagen (en lo que haremos hincapié más adelante).
Marshall McLuhan, filósofo canadiense del siglo XX, no llegó a presenciar el fenómeno de las redes sociales ni del Internet, pero no se equivocaba al enunciar lo siguiente: que “el medio es el mensaje”. Aquí el medio, entendido en un sentido más amplio, no es un simple canal pasivo por el cual se transporta el mensaje, sino que el medio es aquí un potencial modelador y controlador, en cierto sentido, no solo del mensaje obvio y evidente, sino del sentido que el medio mismo le da al mensaje atendiendo a las circunstancias en las que ese mensaje es transmitido (No es lo mismo invitar a unos amigos a compartir un almuerzo en mi casa mientras platicamos en un bar, a enviarles una carta en la que se los invite a almorzar. El segundo “medio” supone un encuentro más formal y ceremonial). Lo anterior,
… significa que las personas tienden a centrarse en lo obvio, que es el contenido, en brindarnos información valiosa, pero en el proceso, pierden en gran medida los cambios estructurales en sus asuntos que son introducidos de manera sutil o durante largos períodos de tiempo. A medida que los valores, las normas y las formas de hacer las cosas de la sociedad cambian debido a la tecnología, es entonces que las personas se dan cuenta de las implicaciones sociales del medio.[6]
Utilizando esta línea de pensamiento como fundamento, cabría preguntarnos entonces: ¿Qué “mensaje” transmiten las redes sociales como “medio”? En primera instancia, hay que identificar que las redes sociales son, al mismo tiempo, privadas y públicas. Esto es, cada usuario tiene su propio contenido “privado”, su propio “usuario” y accede a un determinado tipo de contenido que él (podemos o no estar de acuerdo en lo siguiente) elige. Pero al mismo tiempo, su usuario es “público” en la medida en la que está en contacto con otros usuarios; en la medida en que el contenido que publica, justamente, se hace público; en la medida en que el contenido que el usuario individual accede, es accesible para otros usuarios (quitando de la ecuación a las cuentas “privadas”, que no dejan de ser para un público restringido).
En segundo lugar, y tomando como modelo a las redes más influyentes (Instagram y Twitter), debemos hablar de la visualización del contenido y de los “mensajes” a los que el usuario accede. En el caso de Twitter, las publicaciones constan de 280 caracteres (siendo posible adjuntar un vídeo o una imagen) [7]; En Instagram, los pies de las fotos o imágenes (principal recurso de esta red social) no suelen exceder los 150 caracteres [8]. Los “mensajes” (el contenido de las publicaciones) tienden, de este modo, a ser espontáneos, impactantes y concisos. Por otra parte, esto le da la oportunidad al usuario a no detenerse mucho tiempo en un solo posteo, o una sola publicación, sino a visualizar más de una publicación, aunque esto es relativo, pues depende de la interacción que el usuario tenga con la/s publicación/es (esto es, si se detiene a comentarla o a leer los comentarios).
El hecho de que el medio sea el mensaje implica, además, que hace falta un contexto “para que podamos entender que el medio es el mensaje” [9]. El contexto, en este caso, si bien varía la situación en la que recibe el mensaje cada usuario (dónde, cuándo y cómo de la visualización de una publicación), no deja de formar parte de un universo común que es la red social (universo aparte, pero determinante a la vez). Las publicaciones, al ser en tiempo real (uno tiene acceso a ellas apenas publicadas), y al publicarse en un mismo espacio, suelen tener un impacto general. Pero la interpretación del mensaje de las comunicaciones puede variar de acuerdo al usuario en cuanto a su región de residencia y a las condiciones socio-económicas reales a las que esté sometido. Tenemos entonces un medio objetivo, pero una interpretación subjetiva.
Este medio objetivo (la red social) nos dice mucho del mensaje. En principio, como mencioné, se trata de un espacio público-privado, donde lo personal se mezcla con lo público, existiendo una interacción entre estos dos campos (el público y el privado). De momento, se torna casi indistinguible dónde empieza y dónde acaba lo público y lo privado. Por otra parte, el contenido (el mensaje de la publicación, siendo la publicación un medio dentro de otro medio, que es la red social), dijimos es por lo general breve e impactante, pero es también diverso. Esto quiere decir, tenemos una amplia variedad de contenido, pero todo este siendo de rápido consumo. El usuario tiene la posibilidad de acceder a más de una publicación (recordando, claro, que es relativo puesto a que también puede interactuar con una u otra publicación). Al batallar dentro de un campo de publicaciones tan vasto, la publicación tiene que ser llamativa, y exprimir al máximo los recursos a su disposición para atraer la mayor atención posible. A veces solo basta una buena reputación de quien la genera para que esta sea atractiva.
Otro detalle, que no debemos obviar, es el siguiente: el usuario no es un espectador pasivo. El usuario interactúa con las publicaciones y, además, crea sus propias publicaciones. De este modo, el usuario no es meramente un receptor, sino que al mismo tiempo es emisor. No solo esto. El usuario puede formar parte de la publicación; puede reproducir el mensaje; puede criticarlo abiertamente o, en fin, puede pasar de este.
Repasemos entonces, punto por punto, las características que hemos señalado anteriormente sobre el medio que analizamos (cabe destacar que no necesariamente es esto un decreto universal):
· El medio es un espacio público-privado.
· El medio tiene implicaciones objetivas (la “publicación”, la estructura misma de la red social, la inmediatez y la virtualidad) y subjetivas (situación social y económica real del usuario-sujeto).
· El sujeto-usuario puede interactuar con la publicación y con su contenido, así como con otros usuarios.
· El sujeto-usuario puede crear publicaciones, puede reproducir publicaciones o puede también compartir publicaciones que ha visto y puede así mismo criticarlas abiertamente.
Con esto podemos dar por supuesto lo siguiente: Al mezclarse lo público con lo privado; al mezclarse implicaciones objetivas y subjetivas y al haber una interacción entre los emisores y los receptores, EL MENSAJE (lo que se quería o pretendía transmitir) tiende a perderse, tiende a confundirse. El contenido específico corre un alto riesgo de deformarse.
Tendencia y mensaje vacío.
Si, entonces, lo que en primera instancia era el mensaje de una publicación corre el riesgo de deformarse en este proceso interactivo que propone la red social como medio, la viralización puede producirse tomando la forma de la publicación, pero no su contenido.
Un caso que, de hecho, fue el que me inspiró para redactar este breve ensayo, es el del actual reto “#ChallengeAccept” de Instagram, etiqueta que motivo a mujeres en todo el mundo a compartir una fotografía de ellas mismas en blanco y negro. Mientras que, por un lado, hay gente que piensa que se trata de una campaña sobre “mujeres que apoyan a mujeres”, desconociendo el por qué y la motivación de la misma, y acompañando las leyendas de las imágenes con frases de “apoyo” o “aliento” (como la modelo Cindy Crawford, que adjuntaba a su imagen en blanco y negro participante de la tendencia algo así como que le encantaba esa forma “sencilla” de elevarse unas a otras)[10], por otro lado, hay quienes afirman que #ChallengeAccept…
… surgió en Turquía, país donde la violencia machista se ha multiplicado de manera alarmante. Los crímenes contra las mujeres de aquel país este año se difundieron con fotos de las víctimas en blanco y negro y las fechas de nacimiento y muerte, y así nació la iniciativa.[11]
También se supone que la campaña es anterior a la iniciativa turca, desprendida de un discurso que la congresista norteamericana Alexandra Ocasio-Cortez hizo contra el machismo. Por el momento, el sentido de tales publicaciones sigue siendo difuso.
Se trata, en este caso, de un fenómeno relativamente viral que ha sido banalizado; se trata de publicaciones masivas carentes de un sentido o una sustancia (en este caso particular). ¿Por qué sucede esto?
La imagen, lo espectacular y el producto.
Lo he citado en un anterior ensayo (El amor, con etiquetas.), y lo volveré a citar aquí. Es Guy Debord quien, con su modelo de “la sociedad del espectáculo”, a mi parecer, da en el clavo. Hasta ahora venimos hablando de medios, de mensajes, de mensajes banalizados… pero todo esto dentro del marco de un universo particular: Las redes sociales. Y es que las redes sociales –como lo ha sido la televisión masiva a finales del siglo XX– son, en esencia, una representación de lo real, de lo inmediato. Tal como sentencia el filósofo citado:
El espectáculo no puede ser comprendido como el abuso de un mundo de la visión o como el producto de las técnicas de difusión masiva de imágenes. Se trata más bien de una Weltanschauung devenida efectiva, materialmente traducida. Es una visión del mundo que se ha objetivado.[12]
El espectáculo, como modelo de lo real, acaba desplazando a lo verdaderamente real. El espectáculo se torna realidad en cuanto configura a la realidad misma. En este sentido, las redes sociales constituyen un mundo del espectáculo. Las publicaciones no son la realidad, pero nos dan una imagen de ello. Pero la red social es un universo interactivo, donde el usuario es un ente participativo dentro de este mundo “espectacular”. En este sentido, el usuario, a razón de la vida cotidiana en sociedad, construye en este espacio una “identidad”, pero una identidad dentro del espectáculo. Baudrillard, filósofo de pensamientos similares a los de Guy Debord (él no habla de “espectáculo”, sino de “hiperrealidad” y de simulación. Su obra Cultura y Simulacro profundiza en la cuestión), habla al respecto de estas identidades.
Somos, en este sentido, ser para otros (bastardillas mías) y no solo por la teatralidad propia de la vida social, sino porque la mirada del otro nos constituye, en ella y por ella nos reconocemos. La construcción de nuestra identidad tiene lugar desde la alteridad, desde la mirada del otro que me objetiva, que me convierte en espectáculo.[13]
Así vistas las cosas, el individuo no se compenetra al 100% con el contenido de los mensajes; el usuario no interactúa enteramente con la publicación y con su mensaje. El usuario, a través de esta interacción, construye su identidad espectacular. Una tendencia surge, de acuerdo a este proceso, para ser consumida por los usuarios. Los usuarios pueden consumirla de manera pasiva; pueden reproducir la tendencia y ser al mismo tiempo parte de la tendencia. Este consumo no consiste en “tener”, sino en “parecer”. Es lo que me hace como identidad espectacular. La forma es el mensaje en sí mismo, y el contenido se debilita (de esto no se deduce que toda publicación sea una imagen carente de sustancia). El ejemplo más evidente es la tendencia del #ChallengeAccept, dónde la forma del contenido (las imágenes en blanco y negro, las leyendas de “apoyo” a la comunidad femenina) es más importante que el contenido en sí (cuya naturaleza es, por muchos seguidores de la tendencia, incomprendida).
Lo viral y la lógica de la moda.
El usuario, entonces, consume contenidos; consume publicaciones; consume espectáculo y a su vez, se produce él mismo dentro de un espectáculo, que es la red social. Cuando una tendencia o un contenido se viraliza, no se sigue inmediatamente su banalización. Su banalización es tal en el momento en que el contenido no se viraliza por su sustancia, sino por su forma.
Por otro lado, un contenido es viral cuando está de moda. Y la lógica de la moda es la lógica de la obsolescencia. Así:
… capitalismo y moda se retroalimentan. Ambos son el motor del deseo que se expresa y satisface consumiendo; ambos ponen en acción emociones y pasiones muy particulares […]. Ninguno de los dos conoce el reposo, avanzan según un movimiento cíclico no-racional, que no supone un progreso. En palabras de J. Baudrillard: “No hay un progreso continuo en esos ámbitos: la moda es arbitraria, pasajera, cíclica y no añade nada a las cualidades intrínsecas del individuo”.[14]
La moda está destinada a ser sustituida por otra moda. Pero no muere, desaparece. Justamente nadie se detiene a llorar por una “moda muerta”, justamente, por el hecho de que nunca una moda muere: la moda es sustituida por una nueva, de un momento a otro, en la que nos vemos obligados a depositar nuestra atención.
Las tendencias virales, de este modo, es justamente por su naturaleza intrínseca que están destinadas a aparecer y desaparecer constantemente. Son un objeto de consumo, un espectáculo, una experiencia que se agota. Su contenido no suele pasar de la mera forma, y las formas son fáciles de sustituir pues, justamente, son formas. Esta lógica, de una frivolidad considerable, no es nueva en lo absoluto. ¿Por qué frivolidad? Pues, porque, así como la lógica de moda es aplicada a un producto, también es aplicada a problemáticas sociales reales: El #IceBucketChallenge es un ejemplo de ello. La campaña no fue poca cosa: se estima que 115 millones de dólares se donaron a la Asociación para la Esclerosis lateral amiotrófica solo en la primera semana, y a raíz de la trascendencia del reto. Pero, al final, en el mismo artículo de la cadena BBC, se deja en evidencia el efecto de lo pasajero típico de una moda:
Ammar Al-Chalabi, profesor de neurología y genética de enfermedades complejas en la universidad londinense King´s College London, cree que existe el riesgo de que el público crea que estas enfermedades ya no necesitan más dinero.
Más bien es lo opuesto. "Necesitamos un desafío de la cubeta continuo", dijo.[15]
Cómo bien dije, no se trata de un fenómeno nuevo y típico de las redes sociales de internet. South Park, una caricatura satírica y bizarra estadounidense, tiene un episodio que hace un llamado de atención al fenómeno de las problemáticas sociales como modas, titulado en el español: Problema de Amígdalas (13-04-2009). En el capítulo, Eric Cartman, uno de los protagonistas, contrae el SIDA accidentalmente mientras le quitan las amígdalas en una cirugía. En un intento desesperado por conseguir apoyo de sus amigos y de la comunidad, Cartman fracasa puesto que ahora es el Cáncer la enfermedad que más atención social demanda y que más sensibiliza a las personas. El capítulo es una exageración de una problemática real de principios de siglo y finales del siglo pasado (ver Historia: Nivel 1. Netflix. Capítulo 9: El SIDA).
Conclusiones generales.
Podríamos ser fatalistas y decir que todo lo viral se convierte ineludiblemente en algo banal. Pero no es así. El caso del #IceBuckettChallenge, nos deja un lado positivo (la gran recaudación que genero el “movimiento virtual”, que de otra forma hubiese sido difícil concertarla), y un lado negativo (pasada la moda, las masas creemos que pasó el problema).
Sí sostengo lo que he mencionado en una sección de este breve ensayo: que la banalización es tal en el momento en el cuál el fenómeno o el contenido de lo viral es tomado en su forma, y no en su sustancia (Como en el caso del #ChallengeAccept en Instagram), o sea, importa la publicación en su forma estética y viral como una manera de parecer, y la reproducimos siempre y cuando al mismo tiempo contribuye en la construcción de nuestra identidad espectacular.
Cuando se trata de una problemática que se viraliza, siempre podremos solidarizarnos si esa solidaridad no implica una responsabilidad. Cuando no hay responsabilidad, no hay un vínculo con la problemática. Cuando no hay un vínculo con la problemática, el sujeto nunca llegó a conocerla realmente, sino que solo conoció su representación-espectáculo.

[1] (3-08-2015): “A un año del #IceBucketChallenge, ¿qué se ha logrado?”, BBC, Mundo, Salud. En línea: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_aniversario_icebucjetchallenge_esclerosis_ig
[2] (18-02-2013): “’Harlem Shake’: el baile ridículo que arrasa la Red”. El Mundo España, Medios. En línea: https://www.elmundo.es/elmundo/2013/02/18/comunicacion/1361217707.html
[3] Zeichner, N. (15-02-2013): “FADER Explains: Harlem Shake”, The Fader, Music. En línea: https://www.thefader.com/2013/02/15/fader-explains-harlem-shake/
[4] RAE (Real Academia Española): “viral”. En línea: https://dle.rae.es/viral
[5] Caldevilla Domínguez, D.; Barrientos Báez, A.; Parra López, E. (2020). Horizontes del mundo digital: de la simulación y la banalización de la experiencia, a un uso social, ecológico e innovador de la Sociedad Red, en CIC. Cuadernos de Información y Comunicación 25, 269-277.
[6] (Rev. 13-04-2020): “El medio es el mensaje”. Wikipedia. Wiki. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/El_medio_es_el_mensaje
[7] Rubal Thomsen, M. (27-09-2017): “Twitter amplía la extensión de sus mensajes a 280 caracteres”. La Vanguardia. España. En línea: https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20170927/431590709836/twitter-amplia-limite-280-caracteres.html#:~:text=Twitter%20dobla%20el%20espacio%20para,de%20ampliaci%C3%B3n%20con%20algunas%20lenguas.
[8] Jackson, D. (22-05-2017): “Conoce tus límites: El largo ideal para cada post en redes sociales”. SproutSocial. SproutBlog. En línea: https://sproutsocial.com/insights/contador-de-caracteres-de-redes-sociales/
[9] Strate, Lance (2012). «El medio y el mensaje de McLuhan: La tecnología, extensión y amputación del ser humano». Infoamerica: Iberoamerican Communication Review 7. P.73. En línea: https://www.infoamerica.org/icn07_08/strate.pdf
[10] Lorenz, T. (28-07-2020): “#RetoAceptado: por qué algunas mujeres publican selfies en blanco y negro”. The New York Times. Estilos de vida. En línea: https://www.nytimes.com/es/2020/07/28/espanol/estilos-de-vida/reto-selfi-blanco-negro.html
[11] (30-07-2020): “Desafío aceptado, la convocatoria contra la violencia de género que acaparó las redes”. Página 12. Sociedad. En línea: https://www.pagina12.com.a281900-desafio-aceptado-la-convocatoria-contra-la-violencia-de-gene
[12] Debord, G. (1967): La sociedad del espectáculo. Imprenta Quattrocento. Santiago de Chile, p.9. En línea: http://www.observacionesfilosoficas.net/download/sociedadDebord.pdf
[13] Vásquez Rocca, A. (2007): “Baudrillard; Cultura, simulacro y régimen de mortandad en el Sistema de los objetos”. Eikasia: revista de filosofía, N.9, p.2 (pdf). En línea: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2247601
[14] Vázquez Rocca, A. Op. Cit., p.3 (pdf)
[15] (3-08-2015): “A un año del #IceBucketChallenge, ¿qué se ha logrado?”, BBC, Mundo, Salud. En línea: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150803_salud_aniversario_icebucjetchallenge_esclerosis_ig
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2020.07.23 05:47 SAYAKI_810 la parada de bus lluviosa y el cielo gris

Un hombre se sienta en un banco. Él es viejo. Está lloviendo y hace frío. El hombre no tiene paraguas, solo un viejo impermeable amarillo. Él solo se sienta y mira. Se ve solo. Te sientas a su lado. Los dos miran fijamente. El comienza a hablar. El hombre bromea "el clima maravilloso que estamos teniendo". Da una risita tranquila. Le das una rápida mirada al hombre. Solo se queda mirando. "¿A dónde vas en este día gris?" Rápidamente miras hacia otro lado. Respondes "volviendo del trabajo. ¿Que hay de ti?" El hombre mira fijamente. "No tengo planes. Simplemente me gusta sentarme aquí en este banco y mirar los pájaros y personas ”, te preguntas. "¿Vienes aquí todos los días?" El hombre asintió con la cabeza. "¿Por qué?" Usted pregunta. El hombre sonríe. “Aquí es donde conocí a mi esposa cuando solo tenía 21 años” “Oh”, respondes. El hombre se inclina hacia ti para mostrarte algo. Él tiene un relicario. Lo abre y te muestra una foto en blanco y negro de una mujer joven. Usted dice "ella es hermosa", el hombre sonríe y dice "de hecho, ella era". Miras fijamente la foto. Miras al hombre y le preguntas "¿dónde está ella? ¿Está ella en casa?" El hombre se queda callado. Él mira hacia afuera y no habla. Tu intestino se hunde. Te das cuenta de tu error. Te sientas en silencio sin hablar. Miras fijamente los árboles y los pájaros. Todo se ve tan triste y gris. “Tenía 43 años. El hombre dice en voz baja. “Tenía 42 años cuando descubrimos que tenía cáncer. Intentamos combatirlo, pero cuando notamos que algo andaba mal, era demasiado tarde. No pudimos hacer nada por ella. Vi como ella murió lentamente. La visitaría todos los días en el hospital. La tomaría de la mano todo el día. Ella me diría que fuera. No escuché Finalmente, me convertí en un invitado recurrente y las enfermeras esperaban mis visitas. Entonces, un día cuando entré, ella se había ido. Había muerto de la noche a la mañana inesperadamente. La peor parte fue que nunca pude despedirme ". No sabes que decir. Te sientas en silencio por un rato. Miras al hombre que a pesar de que estaba lloviendo se notaba que había estado llorando. Escuchas la lluvia. "¿Cómo era ella?" Usted pregunta. El hombre estaba callado, y luego sonrió. “Era hermosa, la chica más hermosa que he conocido. Su sonrisa podría calentar las habitaciones más frías. Y su cabello. Tenía un hermoso cabello rojo cortado justo por encima de los hombros. Tenía ojos esmeralda y hermosos labios rosados. Ella realmente estaba fuera de este mundo ... ”el hombre hace una pausa. Abre la cerradura y mira la foto de su esposa. “A ella le encantaba viajar. Fuimos a muchas aventuras juntos. Viajamos por el mundo escalando cada colina y montaña en nuestro camino ”. Él continuó: “a ella le encantaba acampar y era amante de los animales. Ella trataba a todas las criaturas vivientes con amor y respeto. Ella era la persona más amable que conocía. No podría haber pedido una mejor esposa. Le das una sonrisa al hombre. "Me hubiera encantado conocerla", se rió el hombre. "La hubieras amado" te sientas en silencio. La lluvia comienza a caer más fuerte. El hombre comienza a temblar. "Pareces frío, deberías ir a un lugar cálido". El hombre niega con la cabeza. "Estás seguro. No quiero que mueras congelado. El hombre se ríe. “No importa de todos modos. Voy a estar muerto antes de que termine la semana ". Miras al hombre "¡por qué!" Tu preguntaste. “También me diagnosticaron cáncer. Irónico, ¿no? "Lo siento mucho. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar? El hombre te mira a los ojos por primera vez. Para un hombre tan gris tenía los ojos más azules. Solo con mirarlo a los ojos se podía ver la aventura en un hombre que se estaba muriendo. Podías ver todo el cielo en sus ojos. Pero al igual que el cielo, sus ojos estaban lloviendo. "Tengo que agradecerte", dice el viejo. "Por qué, no he hecho nada". El hombre sacude su cabeza. “Me ayudas a revivir la vida que tuve con mi esposa por última vez. Este es el mejor regalo que alguien podría darle a un hombre que está muriendo. Gracias." Estás de nuevo sin palabras. Ambos miran los árboles y los pájaros. El hombre abre su relicario. Él mira a su esposa. Las lágrimas rodando por la cara. Él susurra algo. "Estaré contigo pronto Anna." El hombre se pone rígido y la vida que soy sus ojos se desvanecen. Era como si el cielo mismo hubiera muerto. Toda la aventura se fue. El viejo estaba muerto. No sabes que hacer. Una última lágrima cae por la cara del muerto. Nunca llegaste a saber su nombre. El hombre dejó caer su relicario cuando murió. Lo recoges y lo guardas en su bolsillo. Te pones de pie, empapado y frío. De repente la lluvia se detiene. El sol sale. Brilla sobre el viejo muerto. Por última vez, sus ojos azules brillaron a la luz del sol. Por última vez se podía ver la aventura, la vida y el amor en sus ojos. Caminas hacia él y los cierras. El hombre finalmente iría a ver a su esposa nuevamente.
pdt: esta no es mi historia solo lo encontré y lo decidí subir a reddit ya que me gusto y espero que a ustedes también ;)
submitted by SAYAKI_810 to espanol [link] [comments]


2019.05.26 20:18 emiedoly La verdad detrás de una manipulación en masa.

Primero que todo llevo pensando mucho tiempo si hacer esto o no. Me da mucho miedo hacerlo. Mucho. No voy a decir nombres, primero que todo porque todos saben los nombres de los dos abusadores y segundo porque todo el sentido “anti violencia” que se supone que tienen las funas se pierde. Yo partí siendo amiga de mi abusadora. Le confié cosas demasiado personales que ni siquiera le había confiado a mi grupo de amigas de ese entonces. Entre esas cosas mi abuso sexual. Ella me dijo que la dejara piola, que iba a quedar como loca. Y yo nunca supe que a futuro lo usaría para cagarme la vida a mi y a la persona que amo. Ella me hizo gancho con mi actual pareja. Yo no voy a hablar de toda la mierda que le hizo a mi pololo, manipulándolo, celándolo, insistiéndole, incluso golpeándolo. Eso no me corresponde a mí. Yo voy a hablar de cómo me quiere cagar la vida. De todo lo que ha hecho. Yo me enteré de que ocupaba mi mismo relato de abuso sexual pero en contra de mi pololo en febrero. Casi me morí. Porque mierda le quiere hacer esto? Porque mierda me restriega en la cara que me violaron? Yo sabia que se joteo a mi pololo (ya estando con su actual pareja), obvio mi pololo no le siguió el juego y quizás por esto comenzó toda esta locura. Me enteré porque desde octubre-noviembre comenzó a tratarme muy mal con comentarios pasivo-agresivos. Comentando cosas como “creo que subiste de peso” cuando íbamos al baño (weas que lamentablemente me importan) me respondía historias cuestionando todo lo que hacía y un día decidí no responderle. A veces trataba de iniciar una conversación tipo “me encanta esta serie” “temazo” (estupida, lo se) pero fue mi amiga y yo SIEMPRE trato de arreglar las cosas. En ese entonces siempre veía un rayo de luz en la gente (me jugó bastante en contra). En febrero, comenté una webada en una página de memes y me respondió pasiva agresiva nuevamente. Yo me sentí mal. Hace mucho no me hablaba y cuando lo hizo fue para tratarme mal. Me dio rabia. Yo decidí dejar de seguirla porque en diciembre puteó a mi hermana por Instagram, diciéndole pendeja culia inmadura y weas. Yo luego del comentario en la página de memes le hablé a ella por Instagram le pedí que parara de molestarme por favor. Se rio en mi cara me trato de loca culia (yo no respondí puro amor) obviamente le dije que que le pasaba como trataba así a la gente que amo, que porfa parara. Le conté a una amiga que estaba discutiendo con ella. Mi amiga me dijo: para, weon la mina está inventando que el Diego se la violó. Yo me quedé en shock. Yo recuerdo haberle preguntado a la mina si con el todo había sido con consentimiento y me dijo que si, el 100% de las veces fue con consentimiento. Citándola textualmente: “era como ohhhh si quiero esto” (tono sexual) Obviamente le dije a la mina que parara de mentir, me trato como el pico. Como el real pico, me trato de loca, se rio de mi... yo lloraba. Llame a mi pololo, me dijo que la mina empezó a decir eso hace tiempo, que no sabía porque, pero que me calmara, que nada iba a pasar. Que no me contó ya que la mina uso mi relato y que el no quería que me preocupara por el ni que reviviera toda mi pesadilla otra puta vez. Yo salí a caminar como una hora después de todo esto y noto a un weon de negro hablando por teléfono, no le di importancia. Había más gente en la calle. En un momento quedé sola. Comencé a escuchar pasos rápidos, miré atrás y venía un adolescente con poleron Oakley negro, lentes, guantes de lana en pleno verano y una bandana del joker en la boca. De su físico alcancé a notar que medía como 1.70, era Moreno, nariz ancha, voz entre grave y aguda y tenía una especie de flaps de pelo negro y ondulado. Bueno, note esto, comencé a correr, el me dijo “oye oye” con una voz demasiado nerviosa. Me alcanzó. Me tomo de la cara con el puño entre cerrado. Me miro unos segundos. Me tiro al piso, me rasguño con una navajuela gillette o algo en el brazo, me pateo me grito “te gustaría” dos veces y corrió. No quiero recordar esa escena. No fue todo con una fuerza impresionante ni nada. El weon estaba nervioso. Salió corriendo y todo. No me robó, no me violo, no me rapto, me metió miedo. Llame a mi pololo y a dos amigas. Hablé con una amiga que me llamo. (Mi mamá está embarazada y no quería que perdiera a mi hermano por esto) me vino a buscar mi pololo. Me llevo a su casa. Me calmo. No recuerdo bien todo porque estaba llorando y en shock. Su mamá me calmo. Llamo a mi mamá. Ella y mi pololo me acompañaron a constatar lesiones. La solución que dieron fue poner una patrulla de carabineros al rededor de mi casa. Llegué a mi casa. Día de mierda en donde toda la seguridad que me costo años encontrar se fue a la cresta. Antes de salir yo había hablado sobre una mina que me webeo durante mucho tiempo y lancé ayuda a gritos, lo borré después. Cuando llego a mi casa veo mensajes de la mina diciendo “deja de hablar de mi lokita” yo no le respondí, la bloqueé. Empiezan a llegar WhatsApps a mi grupo de curso. Eran audios. Era el pololo de esta mina con el celular de un amigo que va en mi curso. Me amenazaba. Me decía que la cortara con su mina, que si seguía cagabamos yo y mi pololo. Que los cabros no andaban con weas, que pegaba un telefonazo y era. Puras weas así. Yo llore cagada de miedo. Weon me atacaron ese día y me llega esto. Durante esos días me empiezan a llegar mensajes de cuentas anónimas diciendo que nos iban a cagar la vida a mi y a mi pololo. Puta, no aguante. Yo siempre trataba de ver un poco de luz en la gente. Desbloquee a la mina. Le mandé UN audio pidiéndole que parara, que no nos atormentara más, que yo creía en ella y creía que tenía empatía. Que nos conocía y que por favor nos dejara en paz. Y ella me contestó risas. Se cago de la risa. Risas, taldos, me trato pésimo, de culia, de aweona. Yo lancé mi teléfono al piso. Me puse a llorar. Porque chucha hay gente así. Que mierda quiere lograr. Agarre mi celular para bloquearla otra vez y ella borró la conversación. Yo le saqué pantallazos a la conversación entera cuando todo empezó y no me preocupe tanto. La bloquee. Me siguieron llegando mensajes horribles. Con fotos de gente colgada. Brazos con cortes. Gente torturada. Puta yo me cuestioné todo como chucha me mandaba esto... será ella o su pololo, serán amigos o que mierda. Se acercaba el comienzo de clases y yo estaba mal. No quería verle la cara a estos weones. Además el papa de esta mina hacía lo posible para cambiar de curso a mi pololo. Se supone que fiscalía da la orden, pero fiscalía deshechó el caso ya que ella misma lo desmintió. El caso no existía. Ese caso lo tuvo que poner el colegio como protocolo de abuso. Nos llegaban amenazas de que si no se cambiaba iba a ver lo que pasaba. Puta su mamá cedió. El colegio diría que en meses la cambiarían a ella y sería transitorio y volas. Yo no quería ir al colegio, sentía que si iba me haría algo. Cuestioné mucho en cambiarme, estuve a punto. Pero yo no soy la que tiene que pagar los platos rotos de esta mina. Un par de días luego del inicio escolar me llegan más amenazas, esta vez de una cuenta de memes de su pololo, donde el confirma frente mi y frente autoridades que fue él. Más que nada amenaza a mi pololo. Me dice weas horribles. Me dice que su mina tiene miedo de salir a la calle por mi culpa. Que la puteamos desde cuentas anónimas. (Otra vez apropiándose de historias ajenas) y el decía que sus juntes no andaban con weas, que no repetía las cosas. Que la próxima vez nos iba a hacer algo. Weon obviamente me cague de miedo como chucha controlamos cuentas que no son de nosotros?? Mostramos todo al colegio. El colegio abrió el protocolo de acoso escolar. El weon sigue hasta el día de hoy haciendo weas pasivas cómo reírse, hacer sonidos de peos cuando pasamos. Empujones a mi pololo. Etc. Me toca mi diferenciado de inglés y el esta ahí. Me dio miedo. El primer día sus amigos y el comienzan a webear con que se siente conmigo y la wea. Yo salí de la sala caminando rápido y fui a Coordinacion a avisar. Pasa el tiempo, amenazas siguen llegando. Fui a carabineros. Fui a la brigada de cibercrimen. (No diré la info que me han dado, porque sigue en investigación pero creo que no necesito decirla para que se hagan una idea). El primer mes en el colegio la mina pasaba al lado mío, se reía, hacía comentarios como “watona culia” (ella sabe lo que significa ese “”””insulto””””“ para mi) “fea culia” y weas así. Me comenzaron a llegar las amenazas “anónimas” más fuertes, los “cuélgate para que esto pare” las instrucciones de cómo suicidarme, me pedía fotos de mis cortes, puras weas morbosas y horribles. Comenzó a llegarme mi info personal y la de los que amo. Voy a ser honesta. Lo pensé una y mil veces... pensé en suicidarme. Acechaba a mi pololo, familia, amigos hasta y yo sentía que era mi responsabilidad parar esto suicidandome. Las cosas son como una montaña rusa, a veces para unos días y otras le da con todo para hacerme la vida imposible, a mi y a más gente. Me siguió a mi y amigas en el colegio por muchísimo tiempo. Entraba al baño en el que estábamos a solo mirarse en el espejo, calentaba en el mismo microondas en el que nosotras, sino en el de al lado. Se sentaba al lado de nosotras. Con mi pololo lo mismo. Nos seguía. Inventaba weas de mi mejor amiga también. Las seguía a ellas también. Es horrible vivir así. Así a sido más de dos meses. Llega el día de la funa y yo en verdad no paro de llorar. Por un lado mi pololo, que me hace feliz, que amo, comienza a ganar odio por mentiras, comienzan a tratarlo horrible. Llegan amenazas de más de una persona. Mensajes incitando al suicidio. Amenazas de muerte. Mensajes como “mereces carcel violador culiao” “ojalá te violen en la carcel” weas horribles. A mi también me llegan mensajes horribles. Un fin de semana de mierda. Por otro lado, revivo mi abuso, siempre, todos los días. Todos los putos días. Y es un arma de doble filo, sufre mi pololo, sufro yo. Sufro por la condena social y sufro por que me abre la herida. Siempre trato de guardar el tema... pero escuchar mi propia violación como un chiste, como una funa a alguien que amo... de verdad pasar por algo así weon, no se lo deseo a nadie. Una semana cuesta ir al baño? Me sigue costando. No voy casi nunca. Me da miedo. Las secuelas duran 5 años (físicamente) en muchos casos. Pensé que fue lo peor que me podía pasar hasta esto. Una bomba que me ataca todos los días por todas partes. Y yo le conté esta pesadilla como amiga. Fui tan weona. Como no note su personalidad narcisista? La mayoría de los abusadores saben cómo son las personas, inseguras. Se acercan a ellos, son encantadores, dicen cosas para subirte el ánimo, saben tus puntos débiles por la chucha. Se aprovechan de eso. Se aprovechan además de que todos dirán “ay, es tan amable, imposible que sea así de mala”. Me tratan de loca, mentirosa, etc. Yo sé la verdad. Cada quien cree lo que quiere creer. Por eso no juzgo a mis hermanas que le creyeron. Porque nuestro deber como mujeres es creernos y apoyarnos. Lamentablemente se aprovechó de eso. Se rió de eso. Aludió al movimiento feminista para esto. Si me da paja toda la gente que en estos momentos nos odia, no nos habla. Nada. Gente que sé que fueron súper importantes en nuestras vidas. Pero puta que agradezco el apoyo. Agradezco a mis amigas que me ampararon siempre durante todo esto. Agradezco a mi familia que me ha apoyado. Agradezco a toda persona que me haya apoyado, defendido, ayudado. Agradezco a la gente que se preocupó por nosotros, que nos habló y apoyó. Gracias en serio. La historia sin el apoyo de esta gente sería trágica. El que te hagan la vida imposible y den vuelta toda la historia es horrible. Si, es una pesadilla 24/7. Pero me hizo más fuerte que la mierda. Fui débil muchos momentos, estuve a punto de dejar todo atrás. Pero no soy la misma mujer que hace un año. He ganado fuerza. Me siento una mujer fuerte. Menos ingenua. Más preparada para la vida, porque la vida es así, es dura. Yo subo esto sin aludir a ningún movimiento y sin obligar a nadie a creer. Vengo a decir la verdad. La verdad de la historia porque creo que todos merecen por lo menos escucharla antes de opinar. Tengan ojo con lo que cuentan, tengan ojo de con quien se relacionan. Pueden parecer las mejores personas, chistosas, amables, etc. Así son los abusadores. No soy psicóloga para diagnosticar a nadie ni tengo el derecho de hablar de un diagnóstico existente ajeno, pero así son las personalidades de abusadores narcisistas. Se disfrazan de muchas formas, de víctimas la mayoría del tiempo. Lo peor es que sé que no soy la única pasando por un momento parecido debido a esta persona. Sé que golpearon a un ex alumno debido a ella. Se que uno de mis cercanos fue golpeado y amenazado por culpa de las mentiras de esta mujer. Se que otras mujeres han sido amenazadas por ella. Yo voy a luchar, por mí, por mi pololo y por todas las víctimas de esta mujer. Basta. Basta de este maltrato. La verdad siempre sale a la luz. Y ya era hora.
Lo que pasó cuando me violaron.
Yo le dije mil veces que no quería tener sexo anal, mil veces. Un día íbamos a tirar vaginalmente y me insistió que me pusiera en cuatro, le dije que bueno. Tirando en cuatro el paro por unos segundos y antes de poder hablar me penetro por el ano muy fuerte y obviamente yo grité de dolor a lo que el empujó mi cabeza en contra de la almohada. El esperaba que mi ano se cerrara para volver a penetrarme y lo hizo con fuerza y rápido muchas veces para “acabar” más rápido y que no me molestara tanto. No se si se dio cuenta que yo lloraba contra la almohada, pero cuando me di vuelta seguí llorando y vi su cara de placer y vomité en mi pieza. Después de diez minutos me pidió perdón y me quedé callada. Le dije que no tenía ganas de hablar y que se fuera y lo hizo. No había nadie en mi casa. Me puse los pantalones y fui a buscar cosas para limpiar mi vomito porque no quería que nadie se enterara. Fui a hacer pipí y además de ver mis calzones con sangre, me dolía muchísimo. Me metí a la ducha y me costo muchísimo lavarme, pero lo hice porque me sentía inmunda y asqueada. Habían días en los que sangraba y una semana después tuve que ir al baño y sangre mucho, fue un dolor inmenso. Llore demasiado y se sentía cómo ese dolor que te invade el cuerpo y te deja sin respiración con una sensación rara en el pecho, el mismo dolor que sentí cuando me hizo esa mierda. Yo sentía que me causaría un prolapso anal, por eso cuando se volvió viral el video de los prolapsos sentía una incomodidad enorme. Asi fue como me fui aguantando lo maximo que pudiera hasta tener diarrea, que duele un montón también pero por lo menos no hago fuerza y algo contundente no pasa por ahí. A veces pasan semanas y simplemente tomo un laxante. Pero no puedo ir al baño regular.
Después de un tiempo decidí que era hora de hablar y le dije a mi mamá, me llevo al médico. Tenía una fisura anal crónica en el ano por lesiones. Es decir una lesión que siempre estará ahí, que causa hemorroides centinelas si se hace mucho esfuerzo o se causa una mínima lesión en el ano.
Muchas veces boto sangre al ir lo poco que voy al baño. A veces voy cada una semana, otras cada dos, y mi máximo 3 y media. Cada vez que voy al baño imágenes de mi violación pasan por mi cabeza. Después de un tiempo les conté levemente a unas amigas y a mi pareja. Una “amiga” me insistió por más detalles y le dije cómo fue la violacion, mis sentimientos y un par de consecuencias. Bueno, ya saben en lo que termino todo eso.
Ahora cada vez que me duele, me sangra, voy al baño, o simplemente existo, pienso en mi violación, y no solo en eso, también en lo que la Ignacia me hizo. Como se rió en mi cara de esto y lo convirtió en una pesadilla aún más grande para mi.
[la verdad de una manipulación en masa.](realidad.com)
submitted by emiedoly to testimonials [link] [comments]


2018.05.08 19:18 victoriaval Cómo sacar el mayor partido a tus redes sociales

En este post vamos a hablar a fondo sobre cómo utilizar las redes sociales para conseguir nuestros objetivos.
Espero que os aporte información útil y os invito a aportar todo lo que sintáis en los comentarios, experiencias, trucos, preguntas…
Empezamos !….
PARA QUÉ SIRVEN LAS REDES SOCIALES? Las Redes Sociales tienen muchos usos y muy diversos.
➜ Nos sirven para entretenernos.
➜ Para informarnos
➜ Podemos exponer nuestros servicios y captar clientes.
➜ Posicionar una marca.
➜ Ganar autoridad sobre un nicho de mercado.
➜ Conocer gente
➜ Formación.
➜ Instpiración, coger ideas.
➜ Conocer productos nuevos.
➜ Publicidad
➜ Para testar una idea y saber si tiene público nuestra idea.
Estas utilidades entre otras, hay mil más.
Para qué utilizas las redes sociales tu? Pregúntate cuales son tus hábitos y tu actividad. Observa a tu entorno, que hace en las Redes?
Indaga en qué tipos de fotos tienen más engagement, más me gusta, comentarios, compartidas….
IDENTIFICA Y BUSCA A TU PÚBLICO OBJETIVO Lo primero que tenemos que hacer es conocer PERFECTAMENTE a nuestro cliente.
★ QUIEN ES? CÓMO SE LLAMA?
Vamos a ponerle un nombre gracioso para cuando nos hagamos una foto, vídeo, frase o texto nos estemos dirigiendo a nuestro AVATAR.
★ ES HOMBRE O MUJER?
★ QUE EDAD TIENE?
[email protected], [email protected], [email protected]?
★ TIENE HIJOS? CUANTOS?
★ DONDE VIVE?
★HA ESTUDIADO? UNIVERSIDAD?
★ CUÁNTO TIEMPO LIBRE TIENE?
★ A QUÉ HORA SE CONECTA A LAS REDES SOCIALES?
★ QUÉ LE GUSTA HACER PARA DIVERTIRSE?
★ TRABAJA, ESTUDIA, DESEMPLEADA, AMA DE CASA?
★ QUÉ HORARIO TIENE?
★ CUÁNTO GANA? NECESITA DINERO EXTRA?
★ CUÁL ES SU HOBBIE?
★ HACE ALGÚN DEPORTE?
★ QUÉ LE PREOCUPA?
★ QUÉ LE GUSTARÍA MEJORAR?
★ QUÉ LE QUITA EL SUEÑO?
★ CÓMO LE PODEMOS AYUDAR?
★ CÓMO PODEMOS CONTACTAR CON ELLOS?
★ QUÉ CAPRICHOS TIENE?
★ EN QUÉ CREE? RELIGIÓN, POLÍTICA, …. TIPOS DE REDES SOCIALES. Lo primero que tenemos que saber es que una red social es para socializarse, para hablar, compartir. Recuerda red ” social” !
➤ SOCIAL
FACEBOOK TUMBLR ➤ MIXTAS
FACEBOOK ➤ COMUNICACIÓN Y MENSAJERÍA
SKYPE WHATS APP TELEGRAM INSTAGRAM FACEBOOK MESENGER TWITTER LINE SNAPCHAT ➤ PROFESIONALES
LINKEDIN XING VIADEO ABOUT.ME FRIENDSANDJOB WOMENALIA UNIVERSIA YAMMER ➤ FOTOS
INSTAGRAM ➤ VIDEO JUEGOS
WIPLEY ➤ PERROS
DOGSTER ➤ OCIO
➤ INFORMACIÓN Y NOTICIAS
➤ CONTACTOS
BADOO MEETIC ➤ MÚSICA
SPOTIFY
SOUND CLOUD
➤ VÍDEOS
Youtube Vimeo. INSTAGRAM FLICKR SLIDERSHARE ➤ VIAJES
REDES SOCIALES MÁS UTILIZADAS 2015
RED SOCIAL % QUE USA LA RED SOCIAL % QUE SE CONECTA DIARIAMENTE FACEBOOK 58 % 70 % LINKEDIN 23 % 13 % PINTEREST 21 % 17 % INSTAGRAM 23 % 49 % TWITTER 19 % 36 % Estos datos han cambiado en 2017 Noviembre
RED SOCIAL % QUE USA LA RED SOCIAL % QUE SE CONECTA DIARIAMENTE FACEBOOK 58 % 70 % LINKEDIN 23 % 13 % PINTEREST 21 % 17 % INSTAGRAM 23 % 49 % TWITTER 19 % 36 % El 71% de los clientes que tienen una experiencia positiva en las redes sociales, recomendarán la marca a otros usuarios. Es 40 veces más probable que se comparta el contenido visual que cualquier otro tipo de contenido. Un 96% de las personas que hablan de las marcas, no las siguen en las redes sociales. Únicamente un 22% de los negocios se encuentran satisfechos con su tasa de conversión. El primer resultado en una búsqueda de Google tiene un CTR (clickthrough rate) de 34,36% Se realizan más de 100 mil millones de búsquedas en Google cada día. Un 51% de los usuarios de smartphones han descubierto una empresa o producto nuevo al realizar búsquedas desde su teléfono inteligente. MEDIDAS DE 10 REDES SOCIALES Cada red social tiene sus medidas y características.
Para ser profesional vamos a utilizar las correctas.
Vamos a pensar en la estrategia antes de compartir
Hacer un calendario editorial con una intención clara.
Siempre utiliza LA LLAMADA A LA ACCIÓN, Qué quieres que haga tu cliente cuando entre? cuando vea la foto? que te llame?, vaya a tu blog? te deje su teléfono? te deje su correo? compre?
Tamaño de la Imagen de Perfil o Usuario de las 10 REDES SOCIALES Generalmente se muestran como cuadradas o redondas. Twitter : 400px x 400px Facebook : 180px X 180px Instagram : 110px x 110px Pinterest : 180px X 180px LinkedIn : 400px x 400px YouTube : 800px x 800px Google+ : 250px x 250px Vero : 1200px x 1200px Tumblr : 128px x 128px Flickr: de 800px x 640px, a 1024px 640px TAMAÑO DE LAS PUBLICACIONES DE TODAS LAS REDES SOCIALES Twitter: 506px x 253px; 1024px x 512px. Facebook: 1200px x 900px; cualquier otro tamaño lo escala, pero según nuestra práctica lo recomendable para que se visualice bien en todos los dispositivos es 470px x 246px para las pequeñas y 1024px x 512px para las grandes. Instagram: 1080px x 1080px – Imagen miniatura Instagram: 161px x 161px – Videos Instagram: 1080px x alto proporcional Pinterest: 600px x altura escalada (Pin ampliado); 736px x 1104px. – Imagen pin miniatura Pinterest: 238px de ancho LinkedIn: 550px x 375px; 1100px x 750px; YouTube: 16:9 (relación aspecto del Video); para que sea HD: 1280px x 720px. Google+: 497px x 373px, 994px x 746px, 506px de ancho y alto proporcional, puede ser de hasta 2048px x 2048px. – Videos Google+: 506px x 284px Medium: 900px ancho por cualquier altura Tumblr: 500px x 750px; máximo 1280px x 1920px Flickr: de 800px x 640px, a 1024px 640px Snapchat: 1080px x 1920px MEDIDAS DE FACEBOOK Tamaño Foto Perfil de Facebook: Se muestra en 160 x 160 píxeles en ordenador y en 140 x 140 píxeles en móvil. Tiene que ser de 180 x 180 píxeles como mínimo.
Tamaño Portada de Facebook: Se muestra de 851 píxeles de ancho por 315 píxeles de alto en ordenador y de 640 por 360 píxeles de alto en smartphones. Tiene que ser de 399 píxeles de ancho por 150 píxeles de alto como mínimo.
RECUERDA CÓMO SE COLOCA LA FOTO DE PERFIL PARA NO TAPAR LAS LETRAS
Consejo.- Centrar la parte importante y siempre piensa en móvil.
UTILIZA TAMBIÉN LOS VÍDEOS PARA PERFIL Y PORTADA. DE MINUTO MÁXIMO Y QUE REPRESENTE LO QUE TU AVATAR NECESITA.
Cuidado que va a ser nuestra carta de presentación!!! UTILIZA VÍDEOS EN DIRECTO!! ES LO QUE MÁS CONVIERTE AHORA MISMO Por órden de conversión:
Vídeos
Imágenes
Imágenes con texto
Textos
Comparte en Grupos que tengan que ver con nuestro nicho e invitar a personas con el perfil de nuestro Avatar. Ponte un objetivo, por ejemplo 10 grupos por la mañana y 10 por la noche. Respeta a la gente del grupo. Para triunfar tiene que ser divertido, ameno, dar información, entretener, provocar una emoción y tocar su dolor.
Usa los textos con PALABRAS PODEROSAS para la venta.
Vamos a pedir que nos compartan. Vamos a presentarnos SIN VENDER! Provoca una conversación, recuerda es una red social. Utiliza los Hastags “#”, sin abusar, de forma profesional. MEDIDAS PARA INSTAGRAM Tamaño Foto de Perfil de Instagram: como mínimo 150×150 pixels
Medidas Imagen de Portada de Instagram: Por lo menos 399 pixels de ancho y 150 pixels de alto
Para fotos de perfil y fotos de portada de Instagram, utiliza PNG.
Tamaño Fotos de Instagram en pixeles: para obtener la mejor resolución, las dimensiones recomendadas para fotos en Instagram son de 1200 x 1200. VÍDEOS de 1 minuto como máximo
UTILIZA las historias de Instagram, convierten mucho.
Utiliza los Hastags “#”, sin abusar, de forma profesional. Hasta 30 en Instagram, utiliza la creatividad, sé diferente. Usa el hastag de tu nombre y marca. BUSCAMOS A NUESTRO AVATAR.
App DE NOFOLLOW, para ver quien te ha eliminado
ESTRATEGIAS Y MEDIDAS PARA YOUTUBE Tamaño Portada de Youtube: 2,560 x 1,440 px
Tamaño Foto de Perfil de Youtube: YouTube utiliza automáticamente la imagen de perfil de Google+ asociada con el canal
Dispositivos (al igual que en Google Plus, se ajusta automáticamente la imagen) Tablet Display: 1,855 x 423 px Mobile Display: 1,546 x 423 px TV Display: 2,560 x 1,440 px Desktop Display: 2,560 x 423 px
Título de video: hasta 100 caracteres Descripción del video: hasta 5 mil caracteres. Dimensiones del video: 2,560 x 1,440 px
Tamaño de la Miniaturas Tengan una resolución de 1280 x 720 (con una anchura mínima de 640 píxeles). Se suban en uno de estos formatos de imagen: JPG, GIF, BMP o PNG. con un límite de 2 MB.
Trucos.-
LAS MINIATURAS SON COMO CUANDO VAMOS A UN VIDEO CLUB que elegimos la película por la portada, puedes tener un contenido espectacular pero si no llegas a la gente, no sirve para nada.
Etiquetas de canal y de vídeo: Las palabras con las que defines tu vídeo
Descripción
Ordenada, con símbolos pero que no parezca una feria, utiliza las PILIAPP y la extensión de GOOGLE CRHOME,
Recuerda a tus seguidores tu facebook, tu correo, tu blog, teléfono, el resto de redes sociales.
Cuándo va a ser tu próximo vídeo?
Crea tu marca personal, como tu eres, gana seguridad, cuida la luz, el audio, la estética, los detalles hacen que una persona se quede o se vaya.
Listas de Reproducción,. Ordena tu contenido, piensa en tu usuario, tu avatar.
Invita a que se suscriban y compartan. Si no lo pides, hay mucha gente que no lo saben TWITTER, MEDIDAS Y TRUCOS Fotos de Perfil para Twitter: 400 x 400 px Portadas para Twitter: 1500 x 500 px Imagen in-stream para Twitter: El tamaño del preview es más grande
Haz storytelling, la nueva tendencia en marketing de contenido: utilizar videos o imágenes para contar una historia Es la nueva forma de hacer publicidad y sin caer en el antiguo spot de TV. Sigue y comparte contenido de personas afines a tu nicho de mercado Presentate!, habla, habla…. Utiliza bien los hastags ESTÉTICA DE TUS REDES SOCIALES Antes de hacer nada busca, imagina y crea una buena estética para tu contenido y marca.
Colores que tengan que ver contigo.
Rojo El color de la energía, fuerza y pasión. En marketing se usa para llamar la atención y estimular la mente de los consumidores.
Amarillo Entusiasmo y juventud, creatividad, energía
Verde Naturalidad y crecimiento. Es ideal para empresas que se relacionan con el medio ambiente y la naturaleza. Frescura, tranquilidad, confianza. Verde de los hospitales y el mundo sanitario
Naranja Diversión, vitalidad y sociabilidad. Suele ser utilizado por empresas relacionadas con el entretenimiento o la comida.
Morado Riqueza, sabiduría, misterio. En el caso de una empresa podría transmitir un mensaje de exclusividad o de alto nivel.
Rosa Amor, romance, paz. Lo usan empresas cuyo público objetivo son las mujeres jóvenes.
Blanco El blanco representa simplicidad, pureza, verdad, limpieza, higiene. De ahí que sea utilizado por empresas relacionadas con la salud, y por aquellas que quieran proyectar simplicidad.
Negro El negro representa poder, valentía, elegancia, sobriedad. En el caso de una empresa podría transmitir un mensaje de seriedad. En cuanto al marketing algunas empresas lo utilizan para enviar un mensaje de exclusividad, de estatus, de alta calidad, y también para añadir un toque de misterio.
submitted by victoriaval to u/victoriaval [link] [comments]


2017.08.14 08:53 Subversivos Odio a muerte en la España profunda

Sucedió el domingo 26 de agosto de 1990 a última hora de la tar­de en un lugar llamado Puerto Hurraco, un pueblo profundo de Ba­dajoz con 205 habitantes censados y protegido por dos montes ne­gros con forma de ala. Los hermanos Emilio y Antonio Izquierdo, de 56 y 58 años, se apostaron en un callejón, descargaron sus escopetas de repetición y abatieron a quince personas. Nueve de ellas murie­ron entre esa fecha y el 10 de septiembre y las seis restantes fueron reponiéndose con desigual fortuna: todas han quedado marcadas por la tragedia, pero algunas tendrán que soportar el recuerdo en una silla de ruedas.
LOS SUCESOS DE EL PAÍS Puerto Hurraco, odio a muerte en la España profunda Los reportajes y ensayos de esta veraniega serie han sido extraídos del libro Los sucesos de EL PAÍS, publicado en 1996 como parte de la conmemoración de los 20 años del diario, lanzado el 4 de mayo de 1976. Históricas firmas del periódico, como Rosa Montero, Juan José Millás o Jesús Duva desmenuzan algunos de los crímenes que han marcado la reciente Historia de España, de la matanza de Atocha al crimen de los Marqueses de Urquijo.
En un principio, los hermanos habían venido decididos a asestar un golpe de muerte a la familia Cabanillas —las dos hijas de Antonio Cabanillas, de trece y catorce años, fueron las primeras en caer—, sus enemigos frontales desde los años veinte, pe­ro el olor de la pólvora y la sangre que corría pendiente abajo por la calle principal les dejó clavados en el suelo y en el gatillo. Al final, dispararon sobre todo lo que vieron. Emilio huyó al monte después del primer cargador. Antonio se quedó allí todavía un rato, hasta agotar el segundo. Horas después, de madrugada, la Guardia Civil tuvo que sacar a tiros a los dos hermanos de un cercano olivar en el que se habían refugiado —tanto, que dos guardias civiles resultaron gravemente heridos. Luego, se comentó que por qué no habían huido, por qué habían quedado atrapados en el lugar rabioso de su cri­men. Tal vez, la venganza, que les había atado a Puerto Hurraco du­rante toda la vida, les atara también después de llevarla a cabo.
El suceso se vivió en España con la extrañeza y el temor de quien se encuentra frente a páginas del pasado resucitadas con actores de carne y hueso. La década recién inaugurada quería significar el ine­luctable fin de aquella otra España de oscura conciencia, aislada del mundo y sobreviviendo dificultosamente de recursos escasos y entre penas y culpas que se colaban por los callejones históricos del pesi­mismo y de la tristeza. Eso había terminado. Estábamos en Europa y ya habíamos dado los primeros pasos hacia una modernidad con­sensuada por los propios y arropada por los extraños. Muchos vie­ron en Puerto Hurraco una fotografía antigua o el último latigazo de un mundo que se extinguía, pero muchos otros se enfrentaron, con una perplejidad interrogante, a un suceso real y presente que ponía en cuestión la idea actual de España, siempre vista a través del pris­ma urbano, cubierta por la sombra avanzada de la capital y de las capitales. Aquí se cifraba la incógnita: se trataba del pasado o se tra­taba de ignorancia del presente.
Dos días después de la matanza, el suplemento dominical del dia­rio EL PAÍS envió a quien esto escribe y al fotógrafo Miguel Gener a buscar las claves de un suceso que reunía paradojas suficientes co­mo para pensar que la averiguación no había concluido con la me­ra información del desastre.
Detrás de los visillos
La primera impresión de Puerto Hurraco, una estrecha calle principal en cuesta, a última hora de la tarde espesa y caliente de agosto, con una mujer que todavía fregaba en las paredes y en el cemento las manchas de sangre, y puertas cerradas a cal y canto, fue la de estar visitando un pueblo con gente vigilando detrás de los visillos de la ventana. De vez en cuando se escuchaba, casi exagera­damente, casi como si uno se lo estuviera inventando o esperase in­ventárselo, un cerrojo que recorría la calle, que salía del pueblo y que se perdía en una resonancia entre los omóplatos de los dos mon­tes negros que planeaban siniestramente sobre las casas blanquea­das. No había nadie en la calle y las únicas figuras visibles eran las de dos guardias civiles sentados en un cuatro latas ladeado sobre una cuneta a la entrada del pueblo.
MÁS INFORMACIÓN Puerto Hurraco, odio a muerte en la España profunda Todo lo publicado en EL PAÍS sobre el caso 2015: Puerto Hurraco quiere olvidar 2010: El último de los asesinos se ahorca en su celda 1994: 688 años de cárcel para los hermanos Izquierdo De vez en cuando, algún vecino cruzaba velozmente y miraba al­rededor como si tuviera que cerciorarse del lugar en que vivía. Con el paso del tiempo, se terminaba descubriendo a otros periodistas y fotógrafos, que salían apresuradamente de una casa para entrar en otra y que ya habían adoptado los hábitos clandestinos de la pobla­ción. El día que siguió al entierro de las víctimas, entre el fragor de cepillos que intentaban borrar la sangre del domingo, un vecino pi­dió a los reporteros que no se marcharan, «porque así se sentían más protegidos». Pero, al mismo tiempo, no aceptaba hospedajes «por temor a represalias». La guerra de Antonio y Emilio Izquierdo ha­bía derivado en una guerra interna: a ver quién dice y qué a los pe­riodistas.
En los días siguientes a la matanza, uno de los aspectos más sorprendentes —para un recién llegado— era el clima de tensión que se había creado entre los propios vecinos. Daba la impresión de que la alarma no había dejado de sonar todavía y de que esta vez el peligro no iba a venir de afuera —Emilio y Antonio vivían en Monte­rrubio de la Serena—, sino de los intestinos de la aldea. La razón, sencilla, pero que tardaba en descubrirse, tenía que ver con los in­trincados lazos de parentesco de los habitantes de Puerto Hurraco. Los Izquierdo y los Cabanillas se odiaban, y el hecho es que una buena parte de las familias de Puerto Hurraco eran Cabanillas o Iz­quierdo, pero una parte aún mayor había mezclado sus apellidos con el sistema endogámico tan habitual en las zonas rurales y aisladas del interior de la península. De forma que los Cabanillas Izquierdo o los Izquierdo Cabanillas suponían un verdadero grueso de la po­blación.
El cementerio era una prueba contundente de esta tupida red de peligros. Situado a un costado de la carretera general, rodea­do de un campo que parecía en estío permanente, mostraba con to­da claridad y en letras de molde la hegemonía de los dos apellidos y de sus mezclas. Para mayor enrarecimiento, en la catástrofe del do­mingo había muerto una cuñada del marido de Emilia Izquierdo, la tercera hermana en discordia junto a Luciana y Ángela —a las que más tarde se acusaría de haber inducido a sus hermanos al asesinato.
En esos días, cada cual podía imaginar la amenaza en el interior de su propia casa o lindando con la del vecino. Todo dependía del bando en que cada uno decidiera alistarse o se sintiera incluido, ha­bida cuenta de que todos y cada uno tenían innumerables posibili­dades de pertenecer a ambos. Por tanto, una cierta arbitrariedad surgida de lo que no se sabía del otro, del próximo, cuyos verdade­ros sentimientos podían haber estado escondidos o disimulados para brotar ahora repentinamente, se unía a la conmoción y al miedo generalizado. La ecuación resultante era, pues, miedo más arbitra­riedad y su solución, una incógnita. Curiosamente, esos mismos tér­minos habían estado, como se vería después, en el origen de la tra­gedia.
Los días que siguieron al suceso fueron días temidos. Había mie­do al regreso de las hermanas presuntamente instigadoras, Luciana y Ángela, evaporadas desde la semana anterior; miedo a Antonio Cabanillas, el padre de las niñas asesinadas; miedo a la respuesta de las distintas ramas de las distintas f31nilias, dentro y fuera del pue­blo; y, sobre todo, un miedo contagioso a que la cuerda del último drama tirase de otros dramas sobre los que el olvido había trabaja­do como una lápida. Algunos vecinos hablaban ya de hacer las ma­letas y de cerrar los escasos negocios. Se temía el éxodo.
Fuera de esto, existía también una aprensión —causada por esta estructura de parentesco— relacionada con que ciertas historias sa­lieran a la luz. Una especie de pudor repentino de una aldea endo­gámica acostumbrada a guardar sus conflictos. Y también un tem­blor vergonzoso a aparecer como el reflejo miserable de esa España profunda, tan traída y llevada por los libros, por el cine y por la te­levisión, de niños en las tinajas, campesinos obtusos y sanguinarios, y malevolencia rural.
En el fondo, con unas cosas y con otras, se estaba jugando la su­pervivencia del pueblo. Había algo más que una disputa sangrienta entre familias: se había puesto en peligro la supervivencia colectiva.
Cuando los vecinos se decidían a hablar era para defender esa su­pervivencia. Insistían, de un modo que se dirigía en primer lugar a su propio convencimiento, como si la presencia del interlocutor sir­viera sobre todo para escucharse a sí mismos, en que el estallido no afectaba más que a los «amadeos» y a los «patas pelás», ramas par­ticulares de los Cabanillas y de los Izquierdo. Aceptar la idea de una guerra entre los Cabanillas y los Izquierdo, sin matices y sin reduc­ciones, era transigir con la idea de una guerra universalizada y con la previsión de una hecatombe a la vuelta de la esquina. Fuera co­mo fuese, el primer gesto de la supervivencia consistía en espantar los fantasmas de una contienda colectiva, particularizando el con­flicto hasta contenerlo en su territorio más pequeño.
La supervivencia, además, merecía la pena en términos objeti­vos. Los términos estaban relacionados con la reciente prosperidad del pueblo, tradicionalmente dedicado a la aceituna, el grano, los cerdos y las ovejas. Las subvenciones estatales y el empleo comuni­tario habían hecho crecer el nivel de vida en los últimos cinco años. Se veían casas nuevas y reformadas por todas partes, las calles es­taban asfaltadas y en los pequeños negocios se respiraban aires de beneficio. Para entenderlo mejor, había que remontarse a la historia de una aldea que no conoció la electricidad hasta los años se­tenta, el agua corriente hasta los ochenta y el asfaltado de las calles hasta hacía seis años. Por primera vez, aquella conciencia colecti­va, secularmente cerrada al mundo, había empezado a asomarse a él. Los defensores de la tesis de la tragedia aislada luchaban con­tra la memoria en una atmósfera de pólvora antigua. Era la memo­ria de una aldea fundada por familias Izquierdo provenientes del cercano Helechal en el siglo pasado y que, a principios de la centu­ria, se encuentran conviviendo con extraños que regresan de una emigración cubana.
En ese momento comenzó la guerra, la guerra de los Camariches (Izquierdo) contra los Habaneros (Cabanillas). Es decir, la guerra de los fundadores contra una familia de intrusos llegada de Cuba. A la vista del entramado presente de parentescos, la resurrección de ese conflicto significaría la guerra de todos contra todos. Después de tan­tos años, y estando tan cerca ya del mundo contemporáneo, los habi­tantes de Puerto Hurraco temían, tras el nefasto domingo de agosto, levantarse por la mañana pensando que cualquiera podía ser un ene­migo, que la fiera dormida podía despertar y llenar el aire de zarpa­zos. Como si no hubiera pasado el tiempo o como si hubiera dado igual que el tiempo hubiera pasado. En ese aspecto, sus sentimientos eran muy semejantes a los sentimientos con que el resto del país les contemplaba. Mientras el país entero, a su vez, se sentía observado por los nuevos y modernos amigos europeos, los mismos que habían surtido la leyenda negra española de hechos que la confirmaban ejemplarmente, de hechos muy semejantes a los de Puerto Hurraco. Seguramente, Puerto Hurraco hizo que los españoles se volvieran tan hipersensibles a la observación como los propios vecinos, y también desde esa oscura culpabilidad nutrida por la incertidumbre y la ig­norancia.
La historia olvidada
Existía, por tanto, una historia de Puerto Hurraco, una historia escondida y, al parecer, fatalmente olvidada, a la que se había re­gresado brutalmente a causa de ese mismo olvido.
Hacia 1920. Unos niños juegan en el polvo marrón de una calle­juela. Los hombres arrastran sus mulas en el campo y las dos len­guas de piedra negra que desde la montaña lamen Puerto Hurraco lanzan chispazos de luz. Los niños son Ángel Cabanillas, apodado El Rapa, y los hijos de La Torcía y La Daniela, ambas de familia Iz­quierdo. De pronto, se enredan en una gresca. El Rapa, de catorce años, se marcha a su casa. Al cabo de un rato, cuando quiere salir de nuevo a la calle, La Torcía y La Daniela le esperan armadas. La madre de Ángel Cabanillas no le deja salir. El incidente crea una tensión desproporcionada entre las familias. No hay un previo con­flicto de tierras, ni otro conocido. Pero la tensión alcanza los años si­guientes, cuando las familias aparecen en la historia completamen­te enconadas.
Año 1928 o 1929. Luis Cabanillas se interpone en la amistad de su hermana Matilde con Alejandro García Izquierdo. Alejandro pide ayuda a los parientes Izquierdo y traman esperar a Luis a la salida del salón de baile de Marcelo Merino. Son las últimas horas de la fiesta, el ambiente del salón está espeso y un amigo de Luis abre la ventana. Por encima de los tejados distingue el perfil lunar de los montes y, con la misma luz, a Alejandro y a sus primos apostados en una de las callejuelas. Luis hace cuestión de honor en salir mientras tantea la navaja que lleva en el bolsillo del pantalón. Antes de que los Izquierdo reaccionen, asesta una puñalada en el cuello a Alejan­dro García. El acuchillado nunca llegó a recuperarse totalmente. «Se quedó como atontado.» Luis Cabanillas fue condenado a siete me­ses de cárcel ya posterior destierro en Peñarroya.
Año 1935. Se repite el suceso con distintos protagonistas e inversa fortuna. Un baile en una fiesta cercana. Basilio Cabanillas ronda a Amelia Izquierdo, prima de Daniel Izquierdo, por mote El Dentis­ta. Al parecer, Basilio y Amelia se entienden. El Dentista interrum­pe la escena y discute con Basilio. El clima se caldea a lo largo de la noche. Finalmente, El Dentista lanza una amenaza y se marcha. Ba­silio regresa al pueblo caminando, sorteando pedregales y olivos en una noche cerrada. El Dentista surge de entre unos matorrales y le apalea hasta tumbarlo. Basilio consigue llegar a su casa y de allí a un hospital de Badajoz, donde tardará semanas en reponerse. Daniel Izquierdo, El Dentista, fue encarcelado y años después tuvo que pa­gar fianza para conseguir la licencia de escopeta.
Hasta estas fechas, los conflictos responden al esquema de Ca­mariches contra Habaneros. No hay disputas materiales de ninguna especie. Las disputas tienen trasfondo grupal y las heredan los pa­rientes por extensión consanguínea y cronológica. Se trata de los fundadores y de los emigrantes que legan a su descendencia una probable competitividad a escala local y sólo explicable dentro de un entorno cerrado donde el roce produce una marca cuya exposición continua tiende a pasar por herida.
El resto forma parte de una historia más y mejor manejada por los que todavía viven. Pasaron 26 años desde las andanzas de El Dentista hasta la desgracia siguiente. En ese plazo largo, que no se­ría el único de magnitud que mediaría entre catástrofes, los Cabani­llas y los Izquierdo debieron de fundirse en una maraña de lazos de parentela, que hoy son inextricables y amenazadores. Estos lazos parecían configurar una paz decisiva. Pero en Puerto Hurraco la paz ni se decide ni tiene dueños.
Años 50. Amadeo Cabanillas Caballero y Manuel Izquierdo, llama­do Mal Tiempo, echan ovejas en los tristes pastos de Puerto Hurraco. Las fincas lindan. No hay cercado, sólo un golpe largo de tierra amon­tonada que las separa. Las ovejas entienden mal la delimitación y se la saltan sin reflexionar. Otra gresca, de no grandes dimensiones, pe­ro que se conserva en la memoria como un hito de este prolongado ca­mino de desavenencias. El que algo así se conserve en la memoria es lo más inquietante de todo.
Año 1961. Se produce el primer choque entre Antonio Cabanillas -el padre de las niñas asesinadas-, todavía niño, y los futuros cri­minales de sus hijas, Emilio y Antonio Izquierdo. «Al niño le tupie­ron la boca de hierba.» El padre de las niñas asesinadas negó en esos días aciagos de agosto que tuviera jamás un roce con Antonio y Emi­lio. Aunque lo negaba no como si negara el hecho, sino como si ne­gara cualquier especie de memoria. Mientras se dirigía con su trac­tor al campo, dos días después de las desgraciadas pérdidas, de la boca de Antonio Cabanillas se escapaba la palabra «maldad» con una certeza religiosa.
El caso es que, sin moverse de la fecha, Amadeo Cabanillas Ri­vera, hijo del otro Amadeo y hermano de Antonio, discutió con Jeró­nimo y Luciana, hermanos de Antonio y Emilio por el asunto del chaval. Luciana se rompe un brazo al caer empujada por Amadeo: ésta es toda la historia de amor que vivieron y que en 1990 levanta­ba especulaciones acerca de un despecho sentimental que habría ali­mentado la última fase del resentimiento. Jerónimo esperó en la fin­ca de Las Pelícanas a Amadeo y lo mató de una cuchillada. Años de cárcel, psiquiátrico y destierro a Monterrubio, a seis kilómetros. El pueblo donde vivían y desde el que tramaron los hermanos Izquier­do la matanza.
1984, veintitrés años más tarde. La casa de Isabel Izquierdo, ma­dre de los convictos y hermana de Mal Tiempo, se incendia. La ma­dre muere, y las hermanas, que estaban esa noche en la casa, acusan a Antonio Cabanillas de haber prendido el fuego y al pueblo entero de no haberles ayudado. Lo cierto es que olvidaron a su madre entre las llamas y que muy pocos vecinos llegaron a despertarse esa noche.
  1. Jerónimo repite cuchillada en la Cooperativa de Monterru­bio, esta vez sobre Antonio Cabanillas, que tiene que ser ingresado. A partir de este momento, los Patas Pelás se enclaustran en su feu­do de Monterrubio. Los hermanos se dedican a jugar a las cartas y a toma: helados de corte, una especie de pasión. Luciana y Ángela van clamando justicia por las calles, se arrodillan delante del cuar­telillo de la Guardia Civil y obligan a los vecinos a desenchufar los frigoríficos ya parar los relojes de pared, por temor a que camufla­ran bombas. Una existencia entre la locura y el miedo, alimentada por confidentes y enzarzadores. Después de que la locura y el miedo hubieran fermentado lo suficiente y se hubieran descompuesto en su propio caldo de cultivo, llegó el domingo sangriento, tras las fiestas de agosto. «Vengo a por el Puerto, esto vengo esperando hace seis años», dicen que gritaba Emilio Izquierdo desde el callejón entre descarga y descarga de su repetidora.
Ruido de cerrojos
Esta historia pudo componerse a partir de fragmentos, de confi­dencias a media voz, hechas en el pequeño bar donde los parro­quianos se limitaban a jugar a las cartas y a vigilar permanente­mente a los periodistas o, tras llamar a alguna puerta, atravesar un largo pasillo y quedarse en el patio del fondo mientras los dueños de la casa echaban los cerrojos. Jamás se confiaban en grupo. Las úni­cas posibilidades dependían de encontrar a solas al interlocutor o de sacarle de la proximidad de los otros. Las mujeres y los hombres ha­blaban en su casa sólo a condición de que no estuviera el cónyuge. La mutua vigilancia a que todos se sometían daba como resultado un silencio a medias y, muchas veces, ficciones o falsedades.
Los más proclives a soltarse, y no mucho, eran los emigrantes que habían regresado para las fiestas y los que habían tomado la deci­sión de marcharse. Por lo general, se negaban a dar el nombre y sólo apuntaban la rama de Izquierdo o Cabanillas a la que pertenecían y cuya posición estratégica en el conflicto era prácticamente imposi­ble desentrañar para el forastero. La mayoría hablaba como Caba­nillas en esos momentos, pero un ligero contraste con el siguiente in­terlocutor arrojaba la idea contraria. No decían su nombre, aunque se denunciaban entre ellos. «Ése con el que dice que ha hablado es un Amadeo» o «ese es un Pata Pelá».
Al llegar la noche, los guardias civiles recomendaban severamen­te que los periodistas dejaran el pueblo. Entonces sí que sonaban los cerrojos más allá de toda atmósfera literaria. Miguel Gener hizo unas espléndidas fotografías de lo que era la noche en Puerto Hurraco, aguantando en aquella oscuridad tensa en la que las luces de los fa­roles se pegaban al suelo y dejaban recortado por encima el cielo an­cho, espeso y nocturno, de las tierras pacenses. Esas fotografías con­siguieron reproducir las tenebrosas impresiones que podría haber sentido cualquiera que se acercara a Puerto Hurraco horas después de la, carnicería. Algo así como meterse en un poblado fantasma del viejo Oeste, pero sin épica, cruzado por caminos que se fundían en la noche y con una carretera cercana que parecía el tramo final de todas las carreteras del mundo. Dentro de las casas, las luces se apa­gaban enseguida y entonces el cielo oscuro empezaba a pesar y a desplomarse como la tapa de un ataúd.
En Esparragosa o en Zalamea, a pocos kilómetros, la noche se vi­vía de muy distinta manera. La gente salía a tomar el fresco al qui­cio de la puerta, se veían corros de adolescentes en las puentecillas y paseantes que se adentraban en la tiniebla de los senderos. Eran las horas para respirar un poco de aire, después de los cuarenta gra­dos de secano que habían carbonizado el día. En Puerto Hurraco no se respiraba, los habitantes parecían contener el aliento hasta que pasara algo que se sentía próximo y fatal. Esa noche calurosa de en­cierro daba la verdadera temperatura del ánimo de la gente.
El día 30 de agosto las hermanas Izquierdo, Ángela y Luciana, salieron de un escondrijo de Madrid y tomaron el expreso de Bada­joz. A partir de ese momento iniciaron su escabroso periplo entre las pretensiones del fiscal, que las acusó de conspirar junto a sus her­manos -aunque la Audiencia de Badajoz revocó en febrero de 1992 el auto de procesamiento-, y su inexorable destino psiquiátrico en Mérida. Pero durante los cuatro días en que estuvieron desapareci­das, Ángela y Luciana se presentaban como la clave que podía des­cifrar los enigmas. Y también disolver el sentimiento de amenaza in­mediata que todavía pesaba sobre las gentes de Puerto Hurraco. Su desaparición había prolongado la inquietud, porque, sin lugar a du­das, tanto para los de Puerto Hurraco como para quienes estaban al tanto en Monterrubio de la Serena, había una diferencia sustancial entre el dedo que había apretado el gatillo y el cerebro que había en­viado la orden.
La casa de Monterrubio era una casa de pueblo de dos plantas pe­queñas embutida en una hilera y tan cerrada a cal y canto como, según decían, lo había estado en los últimos años, cuando los hermanos y hermanas Izquierdo vivían en ella. El diagnóstico del vecindario era tan concluyente como lo fue después el de la Audiencia. Eran dos mu­jeres mayores, de 49 y 63 años, prematuramente envejecidas, cuya existencia estaba organizada alrededor de los líos vecinales, que salían dando gritos de su casa y recorrían las calles insultando a sus parien­tes de Puerto Hurraco y a cualquiera de Monterrubio que se cruzara con ellas, que peregrinaban regularmente al cuartelillo y que, simple­mente, «no podían estar bien». En contraste, Emilio y Antonio rara vez protagonizaban un altercado. Parecían bastante pacíficos o quizá sólo tranquilos y, según la opinión del coro popular de Monterrubio, absolutamente dominados por sus hermanas.
Ninguno de los cuatro se había casado. La única pista sentimen­tal relacionaba a Luciana con Amadeo Cabanillas, en el famoso episodio que concluyó con fractura de huesos para la mujer y que inau­guró la última fase criminal entre las familias antagonistas. Luciana negó en días posteriores que hubiera existido semejante posibilidad, como no podía ser de otra manera. Los cuatro hermanos, por lo de­más, apenas salían de la casa de Monterrubio, donde las persianas estaban permanentemente bajadas y los pestillos echados. Allí fue­ron re cociendo su animadversión y sus malos sentimientos durante seis años.
Con todo ello viene el dilema. La matanza de Puerto Hurraco pue­de ser contemplada a la luz de una historia secular de rencillas y con­flictos que culminó de esa manera como podía haber culminado de cualquier otra parecida, o bien esa tragedia hay que observarla a tra­vés de esta última escena, mucho más reducida, mucho más actual, mucho mejor iluminada. Si fuera así, lo que se ofrece a la vista es el cuadro de cuatro hermanos encerrados en sí mismos, con antece­dentes psiquiátricos y con manifestaciones de desequilibrio patentes, aislados en un pueblo de Badajoz que ni siquiera es el suyo, armados hasta los dientes y profiriendo amenazas constantes, ante la pasivi­dad de instituciones y vecinos. Después se conocería el dominio pa­tológico que los mayores ejercían sobre los pequeños y también sal­drían a la luz abultados rumores sobre la vida de los Izquierdo. Pero no había ninguna necesidad de ello, porque un simple vistazo a los historiales clínicos, al entorno familiar en el que habían crecido y aprendido, a su vida cotidiana y a sus hechos cotidianos, habría bas­tado para anticipar un pronóstico de lo que podría ocurrir y de lo que fatalmente ocurrió.
Los desheredados
La historia de la España negra y profunda siempre ha servido ha­cia dentro y desde fuera. Desde fuera, el que más y el que menos ya sabe cómo ha funcionado. Pero, paradójicamente, también ha sido eficaz a la inversa, tapando la desidia de la sociedad civil y de las instituciones públicas, y arrojando al pozo sin fondo de la concien­cia de un pueblo que se ha movido entre la supervivencia y el olvi­do todos los desastres que nadie era capaz de asumir.
Desde un punto de vista literario y dramático conmueve descubrir que un pueblo de doscientos habitantes guarde en su memoria cen­tenaria un arsenal de disputas que van desde lo ridículo hasta lo ca­tastrófico, con nombres y apellidos, con detalles minúsculos trasmi­tidos de padres a hijos como las palabras de una liturgia, y que la tragedia corone finalmente esta memoria. Pero desde el punto de vis­ta de los hechos, lo único que se acerca a los motivos verdaderos —más allá de las leyendas que nos dejan tan enaltecidos como vulne­rables— es la constatación de que cuatro personas enfermas, indivi­dual y socialmente enfermas, armadas, aisladas y sin escapatoria an­te el mundo, explotaron un mal día en un clima colectivo de asombro que sustituyó automáticamente a una colectiva indiferencia.
Como en las malas películas, todo trató de resolverse judicial­mente. Los juicios tienen la virtud de aplicar condenas y de trasfe­rir las ideas de bien y mal a la potestad de un tribunal o de un ju­rado que, en realidad, sólo se ocupa de crímenes y castigos. El juicio de los hermanos Izquierdo causó la misma expectación que la trage­dia y dejó las cosas en el lugar donde se quedan las cosas intocables.
El 17 de enero de 1994, Antonio y Emilio Izquierdo se sentaron en el banquillo de los acusados, cuando ya se había decidido la re­clusión de sus hermanas en el hospital psiquiátrico de Mérida con un diagnóstico de «delirios paranoides». José Gómez Romero, el psi­quiatra que las tenía a su cargo, declaraba en esas fechas, tres años y medio después de su ingreso, que «Luciana y Ángela han mejora­do algo, poco a poco, pasean con otras internas y, sobre todo, Ánge­la ha desarrollado un poco de su personalidad, condicionada por la de su hermana hasta el punto de que, al principio, las cogías por separado y te hablaba utilizando las mismas expresiones que Lucia­na» (EL PAÍS, 23 de enero de 1994). En el juicio, los peritos psiquiá­tricos llegaron a la conclusión de que Emilio y Antonio Izquierdo su­frían «alteración de la personalidad de carácter paranoide». Cosa que, al parecer, «no alteraba el plano de la conciencia», si bien «so­bre esta personalidad, que constituye terreno abonado, hay una vi­vencia (la muerte de la madre) que es vivida de forma muy trau­mática por estas personas y se convierte en una idea sobrevalorada (la venganza) que invade el campo psíquico del sujeto. En este sen­tido estimamos que su capacidad volitiva podría estar disminuida» (EL PAÍS, 18 de enero de 1994). Dado que la psiquiatría se mueve por el mundo como si fuera una ciencia, hay cosas que los legos no pue­den entender. Por ejemplo, el que la conciencia no se altere cuando hay una idea sobrevalorada que invade el campo psíquico del suje­to, disminuyendo además su capacidad volitiva. Misterios del ser.
Los magistrados, en los fundamentos de derecho, afirmaron además que Emilio y Antonio no eran enfermos mentales, exponiendo el he­cho de que ambos «eran capaces de manejar un rebaño de ovejas de unas 1.000 cabezas» y que tenían fincas arrendadas, «consiguiendo, a pesar de la crisis por la que atraviesa el campo, poseer una carti­lla de ahorros con unos diez millones» (EL PAÍS, 26 de enero de 1994). Es decir, habría una relación inequívoca entre la salud mental y la gestión económica y agropecuaria. Estaríamos aquí ante una especie de protestantismo psicológico —visto a través de la doctrina de la predestinación mental.
Así pues, los delirios paranoides de los hermanos y de las herma­nas Izquierdo tuvieron distinto final como consecuencia de la dife­rente relación con el gatillo. La justicia actuó sobre los hechos y se limitó a sancionarlos, salomónicamente, con sus dos espadas con­temporáneas: el psiquiátrico y la cárcel. El 25 de enero de 1994, An­tonio y Emilio Izquierdo fueron condenados a 688 años de cárcel perfectamente divididos entre ambos como autores criminalmente responsables de nueve asesinatos consumados y seis frustrados. Los ponentes afirmaron que los dos hermanos prepararon por «vengan­za» un «plan de exterminio del mayor número de habitantes posible de Puerto Hurraco».
Aunque la Justicia dictó sentencia, y con ella la sentencia del ol­vido o del comienzo del olvido, lo cierto es que, más que disipar la temida imagen de España, la reveló en fotografías nuevas. La mitad locos o idiotas, la mitad asesinos carniceros. Y, sin embargo, habían pasado muchas otras cosas sobre las que no se podía dictar senten­cia como la abrumada existencia de esas cuatro personas encerradas en una casa de Monterrubio de la Serena hablando con sus fantas­mas en un idioma delirante, o la supervivencia en un entorno capaz de trasmitir de generación en generación la forma en que unas ove­jas se saltaron unas lindes de tierra amontonada para provocar una refriega. El mundo es complicado y la ley lo simplifica en términos de habitabilidad convencional, cuando la ley se cumple. Pero, con toda certeza, la masacre de Puerto Hurraco debió servir para llevar a la superficie una imagen de la España actual más allá de los tópi­cos y de las ideas conformadas a las que invita la desidia intelectual de la que somos ancestrales herederos. Muchas regiones rurales es­pañolas están todavía iniciando el siglo XX y esta situación no se re­fiere solamente a medios materiales de vida o a capacidad de pro­mover recursos, sino también al lugar que ocupan en el proyecto de este país. El abandono a su locura de los cuatro hermanos Izquier­do podría ser también el abandono a que se ha sometido a una vas­ta extensión de la vida española que no encuentra su sitio en ningún proyecto y que no se ve reflejada en ningún futuro. La España ne­gra no está hecha de ningún material particular. Si está hecha de al­go es de los ojos que no quieren mirarla.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.11.04 02:03 cuentistaredditor Solicito comentarios o críticas de mi cuento

La memoria eterna de Aníbal Se levantó confundido, cansado, le dolía abrir los ojos. Una vez más, quizá ya fueran más de mil veces, volvía a soñar con ella, el amor trágico de la adolescencia, Victoria. Era algo a lo que ya se había acostumbrado, a pesar de que habían pasado más de 20 años ella seguía siempre presente en su vida, sobre todo en sueños. No importaba que estuviera casado o que su mujer estuviera embarazada con su tercer hijo. Por las noches, él era un eterno joven de 16 años, lleno de dudas y emoción de vivir, enamorado de Victoria. Aníbal seguido trataba de comprender el porqué de su obsesión. Victoria era ahora una señora soltera con una hija adolescente, quien quizá aceptaría regresar con él si la buscara, sin embargo, sabía que jamás lo haría. Inclusive, había tenido un reencuentro con ella hacía cerca de 10 años, donde hubo sexo y tuvo la oportunidad de decirle lo mucho que soñaba con ella, Después de ese encuentro, Aníbal pensó que se había liberado del hechizo de su recuerdo, pero no fue así, los sueños regresaron. Victoria en sueños era una entidad más allá de la realidad, seguía teniendo el cabello negro brillante y la figura estilizada. Aníbal después de tener episodios de recuerdo reflexionaba que si un Dios le ofreciera regresar con ella, él se negaría, preferiría seguir con su esposa, aunque no le profesara ni la mitad del amor que tenía por aquella. Aníbal gustaba imaginar que en la mayoría de los universos posibles, él estaba con Victoria, nunca se separaban. En algunos mundos morían juntos por accidente, suicidio, enfermedad o vejez. Tenían un hijo en la mayoría de los escenarios, en general en casi todos Aníbal era quien más la amaba. Cierto día al despertar de uno de sus sueños, Aníbal obtuvo un presentimiento del orden de las cosas, convencido de su teoría de los múltiples universos, se sabía uno de muchos. Decidido a terminar con esta injusticia, convencido de que nada importaba en el gran sentido de las cosas, harto de su vida de oficinista, pensó que le haría trampa al universo si decidía asesinar a Victoria, romper el esquema que se le había impuesto en esta vida. Ese mañana, al hacer su recorrido diario al trabajo, en lugar de realizar su parada en el metro decidió continuar, tomó un autobús rumbo a su ciudad de origen, no había marcha atrás. Al llegar, no le fue complicado encontrarla en la calle principal de su pueblo, al verla quiso dar la vuelta pero ya lo habían visto. Victoria se sorprendió al verle, le preguntó cómo estaba, qué hacía de vuelta en esos días. La idea de matarla le pareció ridícula en ese momento, le inventó que había ido a arreglar asuntos legales. Victoria se veía más pequeña de estatura de como la recordaba, tenía alguno kilos de más, el cabello se le veía pintado, aunque su voz seguía igual, solo oírla lo cimbraba. La charla fue intrascendente, se despidió a los quince minutos con el pretexto de tener que llegar al juzgado. Anibal se apresuró en tomar un autobús de regreso. Llegó por la madrugada a la Ciudad de México, afligido por las explicaciones que tendría que dar en su trabajo y a su esposa, se sintió patético, le volvieron a la mente las horas interminables que tenía que pasar mañana frente a su computadora, las opciones nulas de ascender, las carencias económicas, la falta de energía. El único pretexto viable era emborracharse, lo cual hacía seguido, por tanto pasó al bar de su barrio y tomó de manera salvaje para perderse rápidamente y aparentar un día de farra. Al día siguiente, su esposa no le dirigió la palabra, ni tampoco al siguiente. Como era habitual después de esas farras, Aníbal pasó a ser un fantasma en su propia casa. Al tercer día, se acercó por la noche cuando Isabel veía la tele y se acostó en su regazo, ella lo abrazo como a un hijo y le pidió que no incurriera en excesos, que su familia lo necesitaba. Al paso de una semana, todo había vuelto a la normalidad. Esa noche, Aníbal volvió a soñar con Victoria.
submitted by cuentistaredditor to mexico [link] [comments]


2016.06.18 11:20 EDUARDOMOLINA José Antonio Pérez Tapias. La paradoja de una mayoría no mayoritaria.

http://ctxt.es/es/20160608/Firmas/6554/campa%C3%B1a-electoral-pactos.htm
"Las paradojas tienen su encanto. Tensionando el lenguaje, son retos para nuestro intelecto. Por eso mismo hay que manejarlas con cuidado. Quien formula una propuesta sirviéndose de una paradoja puede que no salga airoso del reto que él mismo se haya planteado. En tal caso, por el contrario, puede ocurrir que el atrevimiento retórico provoque un mayor hundimiento en las contradicciones de las que se quería salir con una propuesta paradójica que pretendía ser como una cuña de la misma madera. Me temo que una situación así es la que puede tener que afrontar la dirección del PSOE y, concretamente, su portavoz a estos efectos, el reputado economista Jordi Sevilla, cuando lanza el mensaje de que “para evitar terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario”. Salta a la vista que está planteando de manera explícita la hipótesis consistente en que, de hecho, se reconozca políticamente, con la correspondiente traducción en comportamiento parlamentario, una mayoría que no se tiene. ¿Qué decir, pues, ante esta aparente solución para salir de todo posible bloqueo en un nuevo proceso de investidura de un candidato para la presidencia del Gobierno de España?
Hay que conceder, por una parte, que una fórmula como la propuesta se hace valer recordando al Partido Popular la obviedad, respecto a la cual son tan interesadamente olvidadizos, de que en España tenemos un sistema parlamentario. Por ello, la ciudadanía elige a sus representantes en las cámaras legislativas, siendo éstos los que después, en el Congreso de los Diputados, han de conformar la mayoría necesaria para investir a un candidato como presidente del Ejecutivo. No hay, por tanto, elección directa de un presidente que de suyo es un primer ministro. De nada sirve invocar sin más el hecho de la lista más votada para reivindicar que automáticamente sea presidente quien la haya encabezado, tratando así de legitimar apelando al voto de los electores algo que tales votantes de suyo no han elegido. Los electores sólo dan su voto para quienes han de representarlos en la sede del poder legislativo, entrando en sus funciones el apoyo a una candidatura presidencial en base a una mayoría parlamentaria que, si de entrada ningún partido cuenta con ella en términos de mayoría absoluta, ha de conformarse mediante pactos hasta lograr la mayoría suficiente legalmente exigida. No obstante, a pesar de ser así las cosas en la democracia que en nuestro Estado tenemos, la derecha, esa que tanto invoca la Constitución cuando le interesa, seguirá dando la lata con el tan recurrente mensaje engañoso de que se traiciona la voluntad de la ciudadanía si no se inviste presidente al candidato del partido con más votos. Es una intencionada falsedad a la que podemos atribuir voluntad de engaño.
Dicho lo anterior, es obligado señalar, por otra parte, los problemas que encierra la propuesta de desbloqueo parlamentario comunicada por Jordi Sevilla, la cual recoge formulaciones de Pedro Sánchez en otros momentos, así como se hace eco de la reiterada indicación hecha desde mucho tiempo atrás por Felipe González acerca de que se deje gobernar, mediante abstención por parte de PP o PSOE, a quien tenga cierta mayoría, sea PSOE o PP, aunque no llegue a la mayoría que debiera haber de no contar con abstenciones. Hay que señalar primeramente que una fórmula así de ninguna manera puede sostenerse en el vacío, sino que implica algún tipo de acuerdo, presentado incluso como de cortesía parlamentaria, para que los implicados en una situación como la que se quiere abordar acepten la solución. Es decir, es insoslayable reconocer que para que esa vía de desbloqueo funcione tiene que haber alguna suerte de acuerdo entre PP y PSOE. ¿Supondría tal acuerdo una forma “elegante” de dejar paso al PP hacia el gobierno, en el caso de que fuera el partido que aglutinara más apoyos seguros? Y, de otro lado, ¿entrañaría tal acuerdo una confirmada anuencia del PP en el caso de que fuera el PSOE el que pudiera ostentar más apoyos confirmados? Una respuesta positiva a ambos interrogantes conlleva alguna forma de acuerdo del PSOE con el PP, y tal cosa no debe eludirse ante la opinión pública.
Una segunda cuestión ineludible es la relativa a la mayoría que pueda o quiera conseguirse, lo cual para el PSOE es cuestión crucial. Desde el campo socialista, el asunto no puede limitarse a pedir a la derecha, e indirectamente también a la izquierda o a nacionalistas que no entren en la mayoría que se conforme, que den vía libre a una supuesta mayoría de diputados, confiando en la abstención de quienes no la integren para cumplir los exigentes requisitos para mayoría suficiente. El quid de la cuestión radica en dónde se pone el límite de la mayoría que se quiere hacer valer y, por supuesto, con quién se suma para lograrla. En otros términos, ¿vale recabar apoyo para una mayoría no mayoritaria cuando se ha desechado intentar un pacto más amplio o de otra índole que permitiera una mayoría suficiente, es decir -–con perdón por la redundancia--, una “mayoría (en verdad) mayoritaria”?
Pienso, como muchos ciudadanos y ciudadanas, que el PSOE debe aclarar al máximo la índole y el alcance de su propuesta, no sea que bajo una alambicada fórmula de sabor parlamentario se suministre el amargo trago de un pacto por la derecha, con Ciudadanos, por ejemplo, en vez de un pacto por la izquierda, quizá desechado ya cuando la misma fórmula se hace pública cual bálsamo de Fierabrás para evitar las tremendas calenturas que puede originar un nuevo retraso en formar gobierno o la hipótesis que nadie quiere contemplar de una tercera convocatoria electoral. Hace falta una fórmula magistral, ciertamente, pero somos muchos los que esgrimimos razones para que en su composición no se excluya un pacto por la izquierda que, aun con sus paradojas, puede ser la vía para no quedar hundidos en contradicciones insalvables.
  1. Desde los “cristianos viejos” a los españoles buenos
Ya lo dejó escrito Cervantes en las primeras líneas de su magna obra, El Quijote: “duelos y quebrantos los sábados”. Es decir, indicación de menú bajo la cual se recoge la autoritaria orden de que “den morcilla” o plato de huevos con tocino o chorizo, en sábado –¡repárese bien!--, para que ningún cristiano nuevo, siempre bajo sospecha de seguir siendo judaizante, escapara a la prueba que ha de pasar si quiere ver expedita la puerta para la integración social entre los cristianos viejos. Y en ésas seguimos, cuatro siglos después. Para algunos, no todos somos iguales. Piensan ellos que a los suyos, esto es, a ellos mismos les corresponde, por la naturaleza de las cosas, el poder, porque han de mandar los que tienen la pureza de sangre necesaria para ordenar los asuntos de la patria –identificados con los de su clase-- y velar por lo que ha de ser su incorruptible esencia –como incorruptible era el brazo de Santa Teresa que esgrimía el dictador de cuyo nombre no quiero acordarme, para legitimar con los restos de tan egregia doctora de la Iglesia, aunque fuera de ascendencia judía, el nacionalcatolicismo con el que legitimaba su criminal régimen--. Tal es el fondo telúrico de la derecha española, conservadora hasta las cachas, hoy entregada al neoliberalismo rampante que ha dominado la escena mundial y, por supuesto, el patio nacional, en los últimos tiempos.
¿Y a qué viene esto? Es interrogante al que cualquiera puede responder acogiéndose, según preferencias, o a la poesía de Bécquer o a la antipoesía del chileno Nicanor Parra: “¿Y tú me lo preguntas, amor mío?”. La respuesta está clara: la derecha española se mantiene en su imaginario carpetovetónico a piñón fijo. Y para prueba, un botón electoral, el que arrebatamos a Rajoy, desprendiéndolo de su chaqueta, la que lucía en el mirador de san Nicolás, en el Albayzín granadino, cuando, haciendo alarde de derroche de desparpajo antiplasma, se soltó su repeinada cabellera para decir: "Los mejores somos los españoles. Bueno, hay algunos un poco malos, pero son los menos, y los vamos a derrotar el 26 de junio, a todos". Claro, ¿verdad? Y dicho sin mayores problemas en un mitin del PP, después de la victoria de la selección española de fútbol, ganadora gracias a un gol de Piqué, independentista catalán fuera del estadio, pero cuyo gol, sirviendo lo mismo para un roto que para un descosido, es lo que más se parece al brazo incorrupto de la Santa de Ávila en manos de una derecha españolista posmoderna, a pesar de no haber sido moderna en ningún momento de su historia.
Si alguien piensa que esto es sacar demasiada punta a lo que no da para ello, que haga su inmersión en el psicoanálisis freudiano para adentrarse por los vericuetos donde circula lo reprimido en chistes, lapsus y actos fallidos. Tras la apariencia de ingeniosa broma electoralista, el candidato del Partido Popular juega con la vetusta diferenciación entre españoles de bien –“los mejores”-- y “los malos”, ésos de las izquierdas que, para el caso, tanto son los de un PSOE al borde de un ataque de nervios, como los de Podemos en la fantasiosa aventura de asaltar los cielos. El esquema de fondo no ha variado un ápice: los españoles de orden –del orden dominante-- y esos otros, los “jaraneros y alborotadores”, como dejó escrito Roberto Mesa en texto que no debiera ser olvidado. Apelación, pues, al imaginario colectivo, en este caso de la derecha más rancia, la cual es la que se permite dividir a los partidos políticos del momento presente en “constitucionalistas” y “no constitucionalistas”, habida cuenta de que es esa misma derecha con sus intereses sistémicos la que da o quita credenciales de lealtad a la Constitución, según la medida de dichos intereses. Está clara, pues, la jugada de un Rajoy que, con su currículum político, no debía de llegar de nuevo jamás a ser presidente del gobierno. El PSOE, por cierto, debería no dejarse enredar en ese perverso juego de clasificaciones discriminatorias entre constitucionalistas y no constitucionalistas. Sabe demasiado a etiquetas excluyentes como “españoles de bien”, “gente de orden” y “cristianos viejos”.
  1. Sobredosis de 'marketing' electoral. Miércoles 15 de junio.
    ¿Qué candidato presenta mejor imagen? ¿Qué partido vende mejor su programa? ¿Cuáles son los mejores mensajes en una campaña para captar votantes en el mercado del conjunto de los electores? ¿Cómo vencer a la competencia electoral de otros partidos en la disputa por el voto? ¿Cómo hacer que para ello funcionen bien los agentes electorales? ¿Cómo lograr una propaganda eficaz en los medios de comunicación?...
Cuestiones como las señaladas permiten constatar cómo a la terminología procedente del campo militar con la que los partidos políticos se entienden a sí mismos se sobrepone, especialmente en tiempos de campaña electoral, la terminología proveniente del campo económico, concretamente de las técnicas de venta que suelen reunirse bajo el rótulo de marketing, eludiendo, por lo demás, palabras de la órbita del castellano, como “mercadotecnia”. Lo de marketing parece que queda mejor y, además de permitir un rápido trasplante del campo económico al ámbito político, no deja de recoger ese neocolonialismo cultural del mundo anglo al que estamos sometidos, siendo, sin duda, uno de los actuales “signos de los tiempos”, como diría alguno.
Nada hay que objetar, sino todo lo contrario, a que en el campo económico y, más concretamente, en el mundo empresarial, se preste mucha atención a lo que señalan las teorías de marketing –seguiremos adelante con el término en cuestión, ya consolidado entre nosotros--, con el objetivo de explicar y, mediando explicaciones contrastadas con la realidad, potenciar las ventas de los muy diferentes productos con los que las empresas concurren al mercado pretendiendo ganar clientes, vender y obtener el máximo de beneficio. Sabemos además que tales teorías no cuentan solamente con ingredientes puramente económicos, sino que tienen en cuenta factores psicológicos decisivos respecto al comportamiento de los consumidores, así como otras muchas informaciones relevantes, desde las relativas a pautas culturalmente asentadas hasta las atinentes a datos demográficos relevantes sobre la población a la que se dirigen las campañas de venta. Un buen diseño de éstas es crucial para la competitividad, sin la cual se acaba sucumbiendo en esa guerra económica despiadada que supone la competencia en medio de todos los rigores del mercado.
Los diferentes ámbitos de nuestra realidad sociocultural no se hallan, por fortuna, separados por fronteras impermeables que hagan de ellos compartimentos absolutamente estancos. Mas siendo así, también es cierto que en nuestras sociedades, herederas de la modernidad, se han ido constituyendo distintas esferas, cada una con valores determinantes de sus propias dinámicas y con una lógica de funcionamiento en cada caso propia. Maquiavelo, por ejemplo, tuvo el indiscutible mérito de poner de relieve las peculiaridades de la esfera política, con la autonomía que le es propia –incluso estando económicamente condicionada, como señaló Marx--. Resulta ser, por tanto, un elemento distorsionante de la realidad el trasplantar sin más criterios y pautas propios de un ámbito a otro distinto. Si tal operación se consuma se confirma cómo desde un ámbito queda colonizado otro en el marco del mundo que comparten. Es decir, si la política se rige por pautas y criterios extraídos del campo de la economía, es que ésta domina a la política. Si ello se produce en tiempos de hegemonía del neoliberalismo, los hechos refuerzan el mismo sometimiento del Estado al mercado que desde dicha ideología se propugna.
Así, llega la hora de un debate electoral y los candidatos convocados al mismo están más preocupados por colocar mensajes prefabricados que por presentar el propio programa, están más atentos a cuidar la imagen con la que “venderse” que a comprometerse con sus propias propuestas, o se hallan más pendientes de los ecos mediáticos que de la palabra propiamente política. Lo volvimos a ver el otro día en el último, por único, debate electoral de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno presentados por los partidos de ámbito estatal: PP, PSOE, Ciudadanos y la coalición Unidos Podemos. Visto todo, bien viene que todos recuerden que los ciudadanos no somos meros consumidores, que un votante no es un cliente, que el propio partido de cada cual no es una mera empresa, que un programa de gobierno no es un catálogo de ofertas y que el preciado bien del voto no es una mercancía. Está bien aprender de la economía, pero teniendo muy presente que la dignidad de la ciudadanía exige que la política no se vea sometida a ningún reduccionismo economicista. La política nunca puede ser –no debe ser-- mero mercadeo, en ninguna de sus variantes.
  1. No fue un duelo de titanes. Martes 14 de junio.
Terminó el tan anunciado debate a cuatro, publicitado como acto estelar en esta campaña para las elecciones del 26 de junio, y cada uno de los candidatos se retiró con los suyos para comprobar en cada caso que habían recitado bien las lecciones aprendidas. No hubo momento alguno que fuera especialmente vibrante. No se alcanzó ese clímax de intercambio de argumentos sólidos que cabe esperar de un debate de verdad, incluso electoral. El guión, por tanto, es decir, los guiones que traían los respectivos líderes, elaborados por sus correspondientes equipos, se siguieron conforme a lo previsto. Sin apenas intercambio de razones, cada cual se dirigía a los suyos, de camino tratando de sacar ventaja a su competidor inmediato –Rajoy pugnando con Rivera y Sánchez con Iglesias-- para lograr arrancar algún voto de la gran bolsa de los indecisos o de los electores situados en riesgo de abstención. Hay que temer que poco se habrá alterado por ahí el panorama que los sondeos demoscópicos nos han dado a conocer.
Ante los temas delicados, todo fue pasar de puntillas. El candidato del PP eludió pronunciarse claramente sobre la negociación con Bruselas para ganar mayor plazo de cara a reducción del déficit. El candidato socialista no quiso insistir en un problema grave: la sostenibilidad del sistema de pensiones, para asegurar la cual propone un impuesto a grandes fortunas, pero sin que eso llegara a ser cuestión en la que abundara. El líder de Ciudadanos se lanzó inicialmente defendiendo la idea del contrato único, mas sin detallar más armas en la lucha contra el paro. No tuvo fuertes críticas a tal propuesta, enmarcada como viene en contexto neoliberal. Desde Podemos, su cabeza de lista no bajó a detalles respecto a cómo concretar eso del cambio de modelo productivo.
Salieron de refilón otras cuestiones, pero de nuevo las prisas, las pinceladas gruesas. Sánchez mencionó la reducción del IVA cultural, cuestión que retomó Iglesias para decir otro tanto en cuanto a productos de primera necesidad. Rajoy mostró el lado débil de su no credibilidad cuando hace esa propuesta tan demagógicamente populista de bajar los impuestos. No están las arcas públicas para ello –ni los bruselenses hombres de negro dispuestos a consentirlo--. Una brevísima alusión mereció el tema de la educación, respecto al cual Sánchez mencionó una vez más la bienintencionada pretensión de pacto educativo. Iglesias perdió una oportunidad de abordar a fondo la difícil situación en que se halla la universidad española.
Pero, aun con todo, fueron desgranándose propuestas, puntos programáticos de unos y otros, haciendo cada cual lo que podía para mostrarse fuerte. Rajoy alardeó de capacidad de gestión, faltándole decir que la veteranía es un grado. Cierto es que su etapa de gobierno está manchada con la corrupción hasta límites desconocidos hoy por hoy, cuestión que llevó a Pedro Sánchez a decirle con razón que debía haber dimitido por ello en su mandato. Pero no se incidió mucho más por ahí. Fue Rajoy el que se enzarzó de manera ridícula con Rivera acerca de si había cobrado o no en negro alguna vez. Impresentable el Rajoy que animaba a Bárcenas, tratando ahora de escabullirse por vía tan fullera.
Salió, claro está, el tema de Cataluña: el referéndum. Rajoy se situó de inmediato en su encastillada defensa de la unidad de España, tan encastillada que es posición inoperante por inmovilista. Se le sumó Rivera, lo que era de esperar. Y Sánchez se fue directo contra Iglesias para reprochar que Podemos apoyara un referéndum en Cataluña situándose así contra la unidad de España. No tenía receptividad alguna, como viene ocurriendo, para siquiera reconocer que Podemos no alienta secesión alguna de Cataluña respecto de España. Todo queda del lado socialista en invocar la reforma constitucional con vagas referencias al federalismo y rehuyendo hablar de plurinacionalidad del Estado.
Con breves comentarios se despacharon cuestiones tan graves como la crisis de los refugiados en Europa y nada serio sobre política de seguridad y defensa. Todo se redujo a sacar a relucir el pacto antiyihadista para acusar a Podemos de no haberlo firmado. Por cierto, fue repetitivo Pedro Sánchez hasta la saciedad con el mensaje –había que colocarlo como fuera-- de que Podemos impidió que él fuera investido presidente del gobierno del cambio al votar “no” a ello junto al PP. Inútil es pretender ganar votos con eso a estas alturas. Más provechoso hubiera sido clarificar la política de pactos, al menos las preferencias, pues a la disyuntiva planteada por Iglesias de que o habría gobierno del PP o gobierno de Podemos con PSOE, o del PSOE con Podemos, según quién ganara más que el otro, Sánchez se limitó a una carcajada que no supo nada bien. Toda su declaración quedaba reducida a afirmar que con el PSOE está garantizado gobierno de cambio, mas sin explicitar nada más sobre pactos. Es la indefinición en que el PSOE se queda encerrado.
La noche siguió avanzando, pero este alicorto debate que no consiguió más mérito que reunir a los respectivos candidatos del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, ni por asomo tuvo nada de duelo de titanes. Eso sí, acabado el debate…, cada tribu tocó el tam-tam para danzar alrededor de su jefe porque es "el mejor”. ¡Y usted que lo vote!
  1. Lógica ciudadana frente a lógica partidista. Lunes 13 de junio.
Cualquier campaña electoral galvaniza la vida de toda sociedad democrática. El tiempo político adquiere una especial densidad en tanto los partidos, con sus candidaturas, se sitúan en ese campo de batalla que es el de la lucha por el voto de ciudadanos y ciudadanas. Así es, como ahora mismo en España, incluso cuando se viene de un largo recorrido de elecciones anteriores que hay que repetir, de precampañas convertidas en campañas permanentes y de sobredosis de electoralismo que con su exceso contamina toda la dinámica política. Las distintas fuerzas, metidas en faena, se aprestan a intensificar la lógica partidista con la que buscan reforzar sus baluartes en todos los frentes para la dura competencia electoral. Ésta, poco menos que como aquella “guerra de posiciones” con la que Gramsci teorizaba la acción política que había que llevar a cabo para consolidar logros en las instituciones, reclama una actividad tan coordinada como disciplinada por parte de los partidos políticos. Pero la cuestión es espinosa, pues esa misma necesidad se puede convertir, no en virtud, sino en vicio.
¿Dónde está el quid de la cuestión para que la necesidad de coordinación y disciplina se convierta en vicio, en vez de ser virtud? Consideremos cómo funcionan los partidos. Sus respectivos equipos de campaña se afanan por seguir la estrategia diseñada, atentos a los cambios tácticos que haya que hacer. Hay que seguir puntualmente todas las actuaciones de los adversarios para neutralizarlas, hasta el día de las elecciones, cuando, al abrir las urnas, cada cual recogerá su merecido botín en términos de votos. Para todo ello, los candidatos necesitan un buen aparato que se haga cargo de las previsiones de la campaña, desde los mítines, la presencia en la calle, los debates con los rivales y la siempre delicada relación con los medios. Y ahora, el continuo trabajo de las redes sociales, esa nueva ágora social convertida en concurrido espacio político. La logística para tareas tan diversificadas y complejas requiere no sólo inteligencia dedicada a planificar, sino militancia dispuesta al quehacer de apoyo a candidatos y candidatas, teniendo todos al frente a quien en cada caso sea cabeza de lista y, en los grandes partidos, al candidato a la presidencia del gobierno. La militancia, cual ejército de afiliados convertido en tropa de infantería, asume las consignas de los estrategas y hace suyo el argumentario en que el programa se resume. Indispensable. La batalla electoral no permite descuidos; cualquier retroceso puede acarrear una derrota fatal. Todos a una, por tanto, como si cada partido fuera poco menos que una gran partida de partisanos –esos que acapararon la atención de Carl Schmitt a la vez que sentaba cátedra al definir la esencia de la política según la lógica amigo/enemigo--. Es así como la lógica partidista se impone con férrea determinación, mas con pie tan forzado que la hace muy vulnerable en medio de la sociedad actual, con la cultura política que se va abriendo camino.
El talón de Aquiles de la lógica partidista, impregnada de una concepción cuasi-militar de las organizaciones políticas –en el mismo lenguaje se refleja--, es que queda muy lejos de la lógica ciudadana con la que funciona una sociedad adulta, bien informada e institucionalmente organizada. Así, la lógica ciudadana es sensible a la pluralidad, cosa que a la lógica partidista se le suele atragantar; o la lógica ciudadana está abierta al debate y a la crítica, actividades que a la partidista, que tanto gusta cerrar filas, le resultan peligrosas para su pretendida cohesión, por lo que acaba primando actitudes dogmáticas. “Con razón o sin ella, yo con los míos”, suele decir quien está empapado de lógica partidista. “Yo, buscando la verdad con razones que podamos suscribir más allá de fronteras partidarias”, piensa quien ha asumido la lógica ciudadana. Mientras esas dos lógicas vayan por vías divergentes, la ciudadanía se verá distante de los partidos políticos. Y éstos, con sus consignas y argumentarios a cuenta de un interés de parte muy lejano de criterios universalistas, quedan atrapados en una lógica, con frecuencia ilógica, que los ciudadanos no comparten y que muchas veces queda tan lejos de la verdad de los hechos que hasta alimenta el ridículo. Téngase esto presente a la hora de participar en debates electorales, especialmente ante ese público de millones de ciudadanos que concita un debate televisivo.
  1. La derecha sabe, pero no contesta. Domingo 12 de junio.
Hay que erradicar la corrupción política. ¿Pero qué dice el Partido Popular al respecto? En verdad, nada. Vacuas generalidades sobre el traído y llevado regeneracionismo y, a lo sumo, la declaración de algún lumbrera diciendo que eso de la corrupción depende de la (pecaminosa) naturaleza humana. Así, ante preguntas sobre hechos que tocan cuestión tan importante para la sociedad española y la honorabilidad de sus instituciones, el PP guarda silencio. Es decir, se calla todo lo que sabe, empezando por todo lo que sabe acerca de sí mismo. ¿O es que Luis Bárcenas, que era senador del Reino, además de tesorero del PP, no era conocido por nadie y sus actos quedaban en el más profundo secreto? Y de todo eso que queda bajo los rótulos de “Operación Gürtel” u “Operación Púnica”, ¿no hay nada que decir en serio, asumiendo responsabilidades políticas, que de las otras ya se ocupan los tribunales? No vale, como algunos pretenden, recurrir a fórmula tan usual en demoscopia como “no sabe, no contesta”. Sí saben y, siendo así, no contestan. Es más, saben que todos los demás sabemos y, a pesar de ello, no contestan. Si dicen algo es para evitar respuestas fehacientes ante preguntas tales como las que versan sobre la fianza de más de un millón de euros que el PP tiene que abonar por su presunta implicación en los pagos en negro de su economía sumergida. De escándalo.
El caso es que en medio de esta campaña electoral se ha colado una noticia que obliga al PP, y en especial a su candidato a la presidencia del gobierno, a pronunciarse. Hablamos del informe de la OCDE reconociendo que los ajustes aplicados en Europa, como “política de austeridad”, son negativos: frenan la economía hasta tal punto que impiden el necesario crecimiento para salir de la crisis. Justo lo que se viene diciendo desde hace años desde ese lado, considerado antisistema, en el que nos hemos situado los que hemos sido y somos contrarios a los abusos de la troika, al “gobierno de los banqueros” –Habermas dixit--, a la tiranía de los mercados, a la impotencia de la política y, por encima de todo, al castigo hecho caer sobre las espaldas de trabajadores –incluyendo parados--, pensionistas, mujeres, jóvenes…, todos los que han sufrido los recortes de unas políticas democidas. Sin embargo, aun llegando ese mensaje desde la OCDE, el PP no dice nada, es más, se ratifica en las políticas aplicadas, tan destructivas del Estado de bienestar como perjudiciales para la economía, como si todo lo ocurrido no tuviera nada que ver con el gobierno presidido por Rajoy. De nuevo, saben, y saben que sabemos sobre la culpa de tanto sufrimiento inútil, pero no contestan.
Con todo, no debe escapar al más somero análisis que la OCDE, organización del orden capitalista, al recoger en su informe la evidencia de que la llamada austeridad es contraria a la recuperación económica, no deja de alimentar la propia contradicción consistente en declarar a la vez que los recortes practicados fueron necesarios y, por ende, beneficiosos. Ya el FMI nos agasajó en diversos momentos con mensajes contradictorios de ese tipo, para así salvar la cara de los gobiernos neoliberales. Ahora, además, se hace planteando a la vez que no se apriete a un gobierno como el español con sanciones por incumplimiento de normativa antidéficit. Un regalo compensatorio para el PP en campaña. Una vez desenvuelto, lo que queda es que los demás partidos en liza, y la ciudadanía, desarmen el truco del regalo, desvelen la contradicción de la misma OCDE y exijan al PP que conteste.
  1. Socialdemocracia en discusión. Sábado 11 de junio.
Al levantarse por las mañanas, más de un candidato se planta, con la mejor cara que pueda, y pregunta: “Espejito, espejito, ¿hay alguien más socialdemócrata que yo?”. Y el espejo cobra vida de repente para partirse de risa.
La ficción no aguanta en serio una disputa como la que se está planteando en torno a la socialdemocracia. Esa señora lleva en crisis desde 1914, cuando el SPD votó, contra todo lo que había sostenido, los presupuestos para que Alemania entrara en la I Guerra Mundial. Rosa Luxemburg escribió La crisis de la socialdemocracia señalando contradicciones que hasta el día de hoy no se han superado. No obstante, pasada la guerra, no ya la Gran Guerra, sino II Guerra Mundial, la socialdemocracia conoció su esplendor. Fueron años en los que en el centro y norte de Europa hubo clima propicio para, mediante un gran pacto social y un pacto político entre la derecha civilizada (democristiana) y partidos socialdemócratas, construir el Estado de bienestar impulsando políticas acordes con derechos sociales. Las posibilidades de pleno empleo –gracias a una economía mixta y a políticas seriamente redistributivas, así como gracias a una energía barata-- permitieron que cuajara lo que era un pacto entre democracia y capitalismo para frenar presiones revolucionarias que pudieran venir de la órbita comunista.
Ese pasado dejó valiosísima herencia en términos de Estado social. Las cosas empezaron a cambiar con la crisis del petróleo de los setenta, encareciendo costes de producción, y después con la “caída del muro de Berlín” acabando con los regímenes comunistas y dejando el campo abierto para la expansión mundial del mercado capitalista. La revolución informacional suministró la base tecnológica para la globalización. Las coordenadas de la socialdemocracia “clásica” se disiparon, pues su marco era el Estado nacional. Y el neoliberalismo ganó la partida hasta el día de hoy. La socialdemocracia claudicó al aceptar las premisas económicas neoliberales –Tercera Vía--, con la buena intención de mantener políticas sociales. Pero esa cuenta no sale, y ahí está atascada la socialdemocracia europea en una crisis que no remonta.
El PSOE llegó tarde, por las circunstancias de España, a la construcción del Estado de bienestar. Hizo lo que pudo, que no fue poco, mas desde confusa amalgama de planteamientos socialdemócratas y políticas económicas neoliberales. Su debilidad ideológica jugó a favor de una élite escorada hacia posiciones socioliberales. Después, al hilo de la crisis, los ropajes socialdemócratas se sacaron del baúl. Iba de suyo que correspondían a la talla del PSOE. Y en ésas se estaba hasta que aparece Podemos, atemperando su anterior discurso rupturista con propuestas de corte socialdemócrata. Después de todo, sería una buena noticia para la familia, sólo que no es recibida así en plena batalla electoral. Desde el PSOE se percibe como llegada de intrusos para quedarse con la herencia del Abuelo; desde Podemos se pugna para presentar su programa como nueva versión de una socialdemocracia puesta al día. ¡Pues tengan cuidado por ambas partes! Nadie puede ostentar el monopolio de la socialdemocracia como planteamiento ideológico, pero todos deben saber que es una herencia, más allá de las disputas, que necesita radical renovación. Hay que pensar, más allá de coyunturas electorales, cómo reconstruir proyecto socialista en este complejo siglo XXI.
  1. El ‘zas’ del CIS. Viernes 10 de junio.
En el día esperado, en la fecha oportuna, llegó el emisario del CIS y… ¡zas!, con golpe algo violento sobre la mesa, acaparando la atención de quienes impacientes le esperaban, dejó sobre ella los datos de su último estudio. Todos se arrojaron sobre ellos, ansiosos por ver los que afectaban a cada cual, pues si bien cada partido político contaba con información acerca de sus expectativas de voto, ahora se trataba del informe del Centro de Investigaciones Sociológicas, ese organismo “autónomo” que en España depende del Ministerio de la Presidencia. No había quien se privara de criticar los aliños de cocina demoscópica con que los datos de esos informes son tratados, pero en el fondo todos conceden consideración a un análisis con rigor científico sobre muestras suficientemente cuantiosas y variadas. El sesgo gubernamental que haya cada cual se lo descuenta según su criterio. Y ya estaban en ello cuando el susodicho emisario, antes de despedirse, obligó a los congregados a posar su vista en algunos datos que, sin excusas, debían tener en cuenta: la situación económica aparecía valorada como mala o muy mala por un 74,4% de los encuestados y llegaba hasta el 80,7 el porcentaje de quienes valoraban mal o muy mal la situación política.
Se trataba de apabullantes datos para reflexionar, debatir y actuar. Así, cuando cada uno de los allí concitados esperaba que el “zas” del informe del CIS rebotara sobre la cara de alguno de sus adversarios, lo cierto es que el metafórico golpe cuya onda se expandía imparable hizo mella en todos los congregados. Era una advertencia. Sería políticamente mortal para todos ellos pasar por alto el contexto, socialmente duro y económicamente hostil, en cuyo marco los partidos concurrentes a las elecciones debían hilvanar cada uno su texto. Y ello sin edulcorar el fracaso del que se venía y sin juguetear frívolamente con una voluntad ciudadana que ya se manifestó cuando votó en las anteriores elecciones y a la que ahora había que pedirle con sumo respeto que lo hiciera de nuevo. Y no porque los electores se hubieran equivocado, sino porque los elegidos malgastaron en errancia culpable el voto que los llevó al escaño.
Marchó el emisario del CIS no sin detectar, cual mensajero del zar, malévolas miradas de algunos que hasta quisieran matarle –-metafóricamente, por supuesto--, sobre todo las de quienes no podían arrimar los datos de la encuesta a la sardina de sus intereses electorales. En el sondeo, el PP queda como ganador de las elecciones –escandaloso borrón y cuenta nueva sobre su corrupción sistémica--, aunque oscilando entre perder uno o hasta cinco escaños. Ciudadanos, pagando un evidente escoramiento a la derecha que hace que votantes suyos se deslicen más a la derecha, aparece con uno o dos diputados menos. El PSOE, perdido en un mar de indefiniciones sin encontrar el rumbo a pesar de las buenas medidas puntuales registradas en su cuaderno de bitácora, aparece dejando atrás en el Congreso en torno a diez o hasta doce escaños. ¡Ruina! Veremos en qué queda el pronosticado sorpasso por parte de Unidos Podemos, en cuyas filas brindan con proclamas de hegemonía y etiquetas recién impresas de “cuarta socialdemocracia” –la nueva-- ante datos que sí favorecen claramente a la formación morada. Atención: la lucha va a ser agónica, con las miras puestas en quienes desde el graderío contemplan la batalla. Hay en torno a un 34 por ciento de abstencionistas que tienen en sus manos el posible voto más preciado. Y quedan campaña electoral y urnas.
  1. Campaña para una política de verdad. Jueves 9 de junio.
Meses de campaña electoral permanente nos preceden. No obstante, no faltan los rituales, aunque sean en modo un tanto residual, que marcan la inflexión para entrar de nuevo oficialmente en campaña. El calendario emplaza. Y así se activará al máximo la rueda del acelerado girar de actos, discursos, presencia en medios, dejarse ver en las calles por parte de candidatos y candidatas… Sólo cabe esperar que ese girar no se quede en mera repetición de lo mismo, a modo de remedo de la más baja estofa del eterno retorno a pequeña escala. Mal nos irá a la ciudadanía española si en las semanas que median hasta el próximo 26 de junio todo se reduce a confirmar el dicho de que segundas partes nunca fueron buenas.
Estamos ante una nueva convocatoria electoral, tras una más que efímera legislatura, liquidada por agotamiento de los plazos sin que se pudiera formar gobierno. Todos hablaron de fracaso, y toca ahora convertir lo que significa ese diagnóstico en una nueva posibilidad. Por ello, si los protagonistas más destacados de este proceso reiniciado no marcan distancias respecto a lo que supuso el que condujo a las anteriores elecciones generales, será difícil culminarlo con éxito. Elementos nuevos los hay, y algunos de singular relevancia. La coalición de Podemos e IU bajo la denominación de Unidos Podemos marca novedosamente la situación. En gran parte va a condicionar el debate político. Ya lo está haciendo. Será un error, sin embargo, dejar que la campaña electoral se plantee en los términos de con Podemos o contra Podemos. Tal polarización, extraña a la pluralidad generada desde las circunstancias políticas de España en los últimos tiempos, no beneficiaría ni a la misma formación morada. El pluralismo como valor democrático requiere un tratamiento más fino, como espera la inteligencia del electorado.
Estemos, pues, atentos, como los más interesados espectadores, una vez alzado el telón de un drama electoral en el que ciudadanas y ciudadanos no vamos a dejar de ser participantes. No debemos. Y no sólo por el hecho de ir a votar cuando se abran las urnas. Participar es seguir los debates electorales, reclamarlos, interpelar a los candidatos, exigir claridad a los partidos y, en el caso en que se milite en ellos, entrar de lleno en un juego democrático siendo capaces de mantener la exigencia y autoexigencia de que sea limpio. Y que cada cual responda, desde cómo va a quitarse de encima el PP la corrupción en que ha nadado, hasta cómo va a despejar el PSOE las indefiniciones que le aquejan, por ejemplo, en cuanto a política de alianzas. O desde cómo afrontará Podemos la gestión de sus propuestas programáticas, hasta cómo irá Ciudadanos más allá de medidas de regeneración democrática.
Las crisis serán las que no faltarán, aportando sus recurrentes elementos corales: la lucha contra el paro, la recuperación económica, la restitución de los derechos robados, la reconstrucción del dañado proyecto europeo, la reconfiguración constitucional del Estado… Son las cuestiones cruciales que, como decía el Ortega y Gasset en las páginas iniciales de aquella iniciativa suya que puso bajo El Espectador como rótulo, son las propias de una “vida española que nos obliga a la acción política”. Sabemos aquí y ahora que debe ser política de verdad, verdadera política con la verdad por delante. Queremos elecciones sin publicidad engañosa."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.10.05 23:22 Salvacolmedina Desde Podemos Jaén queremos conocer lo que piensan sus [email protected] sobre la idoneidad de dignificar el trabajo en el hogar

Desde el círculo de Podemos Marmolejo, nuestros compañeros y compañeras elaboraron una propuesta ilusionante, que bien pudiera dar respuesta a los estragos que esta estafa de crisis está provocando y sin visos de solución a largo plazo. A continuación la insertamos:
Dignificar el trabajo en el hogar.
La pregunta es simple, ¿porqué ningún gobierno de los que han pasado por este país ha DIGNIFICADO el trabajo del hogar? Después de analizarlo muchas veces hemos encontrado NUESTRA respuesta, ponemos en mayúsculas “NUESTRA” para que desde el principio quede muy claro que es NUESTRA opinión. Opinión que después de hablar con personas a las que aludimos (amas/os de casa) hemos llegado por simple sentido común. Un sentido común al que esas mismas personas nos pusieron alfombras rojas para llegar a él.
Nuestras compañeras, nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras amigas o vecinas y últimamente también algún miembro del sexo masculino, porque queramos o no, la realidad es que ese trabajo del hogar, agotador sin horas ni vacaciones, NI SUELDO, lo han ejercido las mujeres en este país. Por fin parece que ese muro machista empieza a caer también aunque sea a paso de tortuga. Así que en adelante no utilizaremos términos sexistas para que nadie se lleve a error con lo que queremos decir, el sexo de los trabajadores (hombres/mujeres) del hogar es lo de menos, nos importan las personas que dejándose el alma TRABAJANDO no reciben contraprestaciones ni económicas ni sociales por ello, como cualquier otro trabajador .
NUESTRAS/SUS respuesta/s a la pregunta aludida es: Personas con bajo o ningún nivel cultural. Personas sin tiempo físico para poder plantearse nada. Personas sometidas a una rutina devastadora. Personas que miden sus logros en el amor recibido. Personas que creen que su realidad no puede ser otra porque así está establecido. Por desgracia así es como se ven esas personas a sí mismos/as.
Es decir, incluso esas personas creen que es una UTOPÍA dignificar su trabajo. Bien pues nosotros creemos que NO!
¿Cómo se dignifica el trabajo del hogar?
1º Con derechos como cualquier otro trabajador. - Remuneración económica ( sueldo DIGNO ).

- Contraprestaciones sociales gracias a su trabajo y no al de su cónyuge.

¿ De dónde se saca económicamente para poder ejercer los derechos de estas personas?
1º Subvenciones a: - Partidos políticos - Sindicatos - Iglesia - Asociaciones - BANCA 2º Incremento de algún punto en impuestos a las rentas más altas. 3º Comisión de beneficios de la BANCA. 4º Comisión a multinacionales que hagan negocios en España. 5º Redirigir dinero que ya se da como prestación a miembros de la sociedad y que al final se demuestra que es una compra de votos encubierta de ciertos partidos políticos. 6º ...
¿ Quién puede optar a ser trabajadoa del hogar?
1º Mayores de 30 años Así pueden comparar entre trabajo del hogar y “otros”. Pueden elegir en total libertad si trabajar dentro o fuera de casa. Exigir un mínimo de nivel de estudios para que no tengan desventajas a nivel cultural (esto para los/as que se incorporen “nuevos/as”).
2º Familias numerosas.
¿ Qué se sacaría de beneficio para nuestra sociedad con esta medida?
1º Dignificar a miles de personas de este país que han demostrado sobradamente QUE LO MERECEN.
2º Abandono de miles de puestos de trabajos mal remunerados.
3º Abandono de miles de puestos de trabajo en “ negro”/ sin contratos.
4º Incremento de las arcas del estado en forma de impuestos de: Trabajadores/as del hogar + Nuevos puestos de trabajo antes mal remunerados+ Nuevos puestos de trabajo antes en “negro”/ sin contratos.
5º HACER FELICES A NUESTRAS MADRES!.
Gracias y un saludo.
La pregunta es simple, ¿porqué ningún gobierno de los que han pasado por este país ha DIGNIFICADO el trabajo del hogar? Después de analizarlo muchas veces hemos encontrado NUESTRA respuesta, ponemos en mayúsculas “NUESTRA” para que desde el principio quede muy claro que es NUESTRA opinión. Opinión que después de hablar con personas a las que aludimos (amas/os de casa) hemos llegado por simple sentido común. Un sentido común al que esas mismas personas nos pusieron alfombras rojas para llegar a él.
Nuestras compañeras, nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras amigas o vecinas y últimamente también algún miembro del sexo masculino, porque queramos o no, la realidad es que ese trabajo del hogar, agotador sin horas ni vacaciones, NI SUELDO, lo han ejercido las mujeres en este país. Por fin parece que ese muro machista empieza a caer también aunque sea a paso de tortuga. Así que en adelante no utilizaremos términos sexistas para que nadie se lleve a error con lo que queremos decir, el sexo de los trabajadores (hombres/mujeres) del hogar es lo de menos, nos importan las personas que dejándose el alma TRABAJANDO no reciben contraprestaciones ni económicas ni sociales por ello, como cualquier otro trabajador .
NUESTRAS/SUS respuesta/s a la pregunta aludida es: Personas con bajo o ningún nivel cultural. Personas sin tiempo físico para poder plantearse nada. Personas sometidas a una rutina devastadora. Personas que miden sus logros en el amor recibido. Personas que creen que su realidad no puede ser otra porque así está establecido. Por desgracia así es como se ven esas personas a sí mismos/as.
Es decir, incluso esas personas creen que es una UTOPÍA dignificar su trabajo. Bien pues nosotros creemos que NO!
¿Cómo se dignifica el trabajo del hogar?
1º Con derechos como cualquier otro trabajador. - Remuneración económica ( sueldo DIGNO ).

- Contraprestaciones sociales gracias a su trabajo y no al de su cónyuge.

¿ De dónde se saca económicamente para poder ejercer los derechos de estas personas?
1º Subvenciones a: - Partidos políticos - Sindicatos - Iglesia - Asociaciones - BANCA 2º Incremento de algún punto en impuestos a las rentas más altas. 3º Comisión de beneficios de la BANCA. 4º Comisión a multinacionales que hagan negocios en España. 5º Redirigir dinero que ya se da como prestación a miembros de la sociedad y que al final se demuestra que es una compra de votos encubierta de ciertos partidos políticos. 6º ...
¿ Quién puede optar a ser trabajadoa del hogar?
1º Mayores de 30 años Así pueden comparar entre trabajo del hogar y “otros”. Pueden elegir en total libertad si trabajar dentro o fuera de casa. Exigir un mínimo de nivel de estudios para que no tengan desventajas a nivel cultural (esto para los/as que se incorporen “nuevos/as”).
2º Familias numerosas.
¿ Qué se sacaría de beneficio para nuestra sociedad con esta medida?
1º Dignificar a miles de personas de este país que han demostrado sobradamente QUE LO MERECEN.
2º Abandono de miles de puestos de trabajos mal remunerados.
3º Abandono de miles de puestos de trabajo en “ negro”/ sin contratos.
4º Incremento de las arcas del estado en forma de impuestos de: Trabajadores/as del hogar + Nuevos puestos de trabajo antes mal remunerados+ Nuevos puestos de trabajo antes en “negro”/ sin contratos.
5º HACER FELICES A NUESTRAS MADRES!.
Gracias y un saludo.
La pregunta es simple, ¿porqué ningún gobierno de los que han pasado por este país ha DIGNIFICADO el trabajo del hogar? Después de analizarlo muchas veces hemos encontrado NUESTRA respuesta, ponemos en mayúsculas “NUESTRA” para que desde el principio quede muy claro que es NUESTRA opinión. Opinión que después de hablar con personas a las que aludimos (amas/os de casa) hemos llegado por simple sentido común. Un sentido común al que esas mismas personas nos pusieron alfombras rojas para llegar a él.
Nuestras compañeras, nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras amigas o vecinas y últimamente también algún miembro del sexo masculino, porque queramos o no, la realidad es que ese trabajo del hogar, agotador sin horas ni vacaciones, NI SUELDO, lo han ejercido las mujeres en este país. Por fin parece que ese muro machista empieza a caer también aunque sea a paso de tortuga. Así que en adelante no utilizaremos términos sexistas para que nadie se lleve a error con lo que queremos decir, el sexo de los trabajadores (hombres/mujeres) del hogar es lo de menos, nos importan las personas que dejándose el alma TRABAJANDO no reciben contraprestaciones ni económicas ni sociales por ello, como cualquier otro trabajador .
NUESTRAS/SUS respuesta/s a la pregunta aludida es: Personas con bajo o ningún nivel cultural. Personas sin tiempo físico para poder plantearse nada. Personas sometidas a una rutina devastadora. Personas que miden sus logros en el amor recibido. Personas que creen que su realidad no puede ser otra porque así está establecido. Por desgracia así es como se ven esas personas a sí mismos/as.
Es decir, incluso esas personas creen que es una UTOPÍA dignificar su trabajo. Bien pues nosotros creemos que NO!
¿Cómo se dignifica el trabajo del hogar?
1º Con derechos como cualquier otro trabajador. - Remuneración económica ( sueldo DIGNO ).

- Contraprestaciones sociales gracias a su trabajo y no al de su cónyuge.

¿ De dónde se saca económicamente para poder ejercer los derechos de estas personas?
1º Subvenciones a: - Partidos políticos - Sindicatos - Iglesia - Asociaciones - BANCA 2º Incremento de algún punto en impuestos a las rentas más altas. 3º Comisión de beneficios de la BANCA. 4º Comisión a multinacionales que hagan negocios en España. 5º Redirigir dinero que ya se da como prestación a miembros de la sociedad y que al final se demuestra que es una compra de votos encubierta de ciertos partidos políticos. 6º ...
¿ Quién puede optar a ser trabajadoa del hogar?
1º Mayores de 30 años Así pueden comparar entre trabajo del hogar y “otros”. Pueden elegir en total libertad si trabajar dentro o fuera de casa. Exigir un mínimo de nivel de estudios para que no tengan desventajas a nivel cultural (esto para los/as que se incorporen “nuevos/as”).
2º Familias numerosas.
¿ Qué se sacaría de beneficio para nuestra sociedad con esta medida?
1º Dignificar a miles de personas de este país que han demostrado sobradamente QUE LO MERECEN.
2º Abandono de miles de puestos de trabajos mal remunerados.
3º Abandono de miles de puestos de trabajo en “ negro”/ sin contratos.
4º Incremento de las arcas del estado en forma de impuestos de: Trabajadores/as del hogar + Nuevos puestos de trabajo antes mal remunerados+ Nuevos puestos de trabajo antes en “negro”/ sin contratos.
5º HACER FELICES A NUESTRAS MADRES!.
Gracias y un saludo.
submitted by Salvacolmedina to PlazaJaen [link] [comments]


2015.03.28 14:53 PedroMarmolejo DIGNIFICAR el trabajo del hogar. [email protected] de casa [email protected] de trabajar y sin reconocimiento social alguno. ¿Hasta cuando?

Propuesta Círculo de PODEMOS-Marmolejo: - Dignificar el trabajo en el hogar.
La pregunta es simple, ¿porqué ningún gobierno de los que han pasado por este país ha DIGNIFICADO el trabajo del hogar? Después de analizarlo muchas veces hemos encontrado NUESTRA respuesta, ponemos en mayúsculas “NUESTRA” para que desde el principio quede muy claro que es NUESTRA opinión. Opinión que después de hablar con personas a las que aludimos (amas/os de casa) hemos llegado por simple sentido común. Un sentido común al que esas mismas personas nos pusieron alfombras rojas para llegar a él.
Nuestras compañeras, nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras amigas o vecinas y últimamente también algún miembro del sexo masculino, porque queramos o no, la realidad es que ese trabajo del hogar, agotador sin horas ni vacaciones, NI SUELDO, lo han ejercido las mujeres en este país. Por fin parece que ese muro machista empieza a caer también aunque sea a paso de tortuga. Así que en adelante no utilizaremos términos sexistas para que nadie se lleve a error con lo que queremos decir, el sexo de los trabajadores (hombres/mujeres) del hogar es lo de menos, nos importan las personas que dejándose el alma TRABAJANDO no reciben contraprestaciones ni económicas ni sociales por ello, como cualquier otro trabajador .
NUESTRAS/SUS respuesta/s a la pregunta aludida es: Personas con bajo o ningún nivel cultural. Personas sin tiempo físico para poder plantearse nada. Personas sometidas a una rutina devastadora. Personas que miden sus logros en el amor recibido. Personas que creen que su realidad no puede ser otra porque así está establecido. Por desgracia así es como se ven esas personas a sí mismos/as.
Es decir, incluso esas personas creen que es una UTOPÍA dignificar su trabajo. Bien pues nosotros creemos que NO!
¿Cómo se dignifica el trabajo del hogar?
1º Con derechos como cualquier otro trabajador. - Remuneración económica ( sueldo DIGNO ).

- Contraprestaciones sociales gracias a su trabajo y no al de su cónyuge.

¿ De dónde se saca económicamente para poder ejercer los derechos de estas personas?
1º Subvenciones a:

- BANCA

2º Incremento de algún punto en impuestos a las rentas más altas. 3º Comisión de beneficios de la BANCA. 4º Comisión a multinacionales que hagan negocios en España.
5º Redirigir dinero que ya se da como prestación a miembros de la sociedad y que al final se demuestra que es una compra de votos encubierta de ciertos partidos políticos. 6º ,,,,,,,,
¿ Quién puede optar a ser trabajadoa del hogar?
1º Mayores de 30 años - Así pueden comparar entre trabajo del hogar y “otros”. - Pueden elegir en total libertad si trabajar dentro o fuera de casa. - Exigir un mínimo de nivel de estudios para que no tengan desventajas a nivel cultural (esto para los/as que se incorporen “nuevos/as”).
2º Familias numerosas.
¿ Qué se sacaría de beneficio para nuestra sociedad con esta medida?
1º Dignificar a miles de personas de este país que han demostrado sobradamente QUE LO MERECEN.
2º Abandono de miles de puestos de trabajos mal remunerados.
3º Abandono de miles de puestos de trabajo en “ negro”/ sin contratos.
4º Incremento de las arcas del estado en forma de impuestos de: Trabajadores/as del hogar + Nuevos puestos de trabajo antes mal remunerados+ Nuevos puestos de trabajo antes en “negro”/ sin contratos.
5º HACER FELICES A NUESTRAS MADRES!.
Gracias y un saludo. http://www.podemosmarmolejo.blogspot.com.es/2014/11/propuesta-circulo-podemos-de-marmolejo.html
submitted by PedroMarmolejo to podemos [link] [comments]


2015.02.14 04:01 pedromar Propuesta del Círculo de Marmolejo: Dignificar el trabajo del hogar. Nos gustaría saber vuestras opiniones.

PROPUESTA CÍRCULO PODEMOS DE MARMOLEJO EN LA ASAMBLEA CIUDADANA DE OCTUBRE 2014 Propuesta Círculo de PODEMOS-Marmolejo: - Dignificar el trabajo en el hogar.
La pregunta es simple, ¿porqué ningún gobierno de los que han pasado por este país ha DIGNIFICADO el trabajo del hogar? Después de analizarlo muchas veces hemos encontrado NUESTRA respuesta, ponemos en mayúsculas “NUESTRA” para que desde el principio quede muy claro que es NUESTRA opinión. Opinión que después de hablar con personas a las que aludimos (amas/os de casa) hemos llegado por simple sentido común. Un sentido común al que esas mismas personas nos pusieron alfombras rojas para llegar a él.
Nuestras compañeras, nuestras madres, nuestras abuelas, nuestras amigas o vecinas y últimamente también algún miembro del sexo masculino, porque queramos o no, la realidad es que ese trabajo del hogar, agotador sin horas ni vacaciones, NI SUELDO, lo han ejercido las mujeres en este país. Por fin parece que ese muro machista empieza a caer también aunque sea a paso de tortuga. Así que en adelante no utilizaremos términos sexistas para que nadie se lleve a error con lo que queremos decir, el sexo de los trabajadores (hombres/mujeres) del hogar es lo de menos, nos importan las personas que dejándose el alma TRABAJANDO no reciben contraprestaciones ni económicas ni sociales por ello, como cualquier otro trabajador .
NUESTRAS/SUS respuesta/s a la pregunta aludida es: Personas con bajo o ningún nivel cultural. Personas sin tiempo físico para poder plantearse nada. Personas sometidas a una rutina devastadora. Personas que miden sus logros en el amor recibido. Personas que creen que su realidad no puede ser otra porque así está establecido. Por desgracia así es como se ven esas personas a sí mismos/as.
Es decir, incluso esas personas creen que es una UTOPÍA dignificar su trabajo. Bien pues nosotros creemos que NO!
¿Cómo se dignifica el trabajo del hogar?
1º Con derechos como cualquier otro trabajador. - Remuneración económica ( sueldo DIGNO ).

- Contraprestaciones sociales gracias a su trabajo y no al de su cónyuge.

¿ De dónde se saca económicamente para poder ejercer los derechos de estas personas?
1º Subvenciones a:

- BANCA

2º Incremento de algún punto en impuestos a las rentas más altas. 3º Comisión de beneficios de la BANCA. 4º Comisión a multinacionales que hagan negocios en España.
5º Redirigir dinero que ya se da como prestación a miembros de la sociedad y que al final se demuestra que es una compra de votos encubierta de ciertos partidos políticos. 6º ,,,,,,,,
¿ Quién puede optar a ser trabajadoa del hogar?
1º Mayores de 30 años - Así pueden comparar entre trabajo del hogar y “otros”. - Pueden elegir en total libertad si trabajar dentro o fuera de casa. - Exigir un mínimo de nivel de estudios para que no tengan desventajas a nivel cultural (esto para los/as que se incorporen “nuevos/as”).
2º Familias numerosas.
¿ Qué se sacaría de beneficio para nuestra sociedad con esta medida?
1º Dignificar a miles de personas de este país que han demostrado sobradamente QUE LO MERECEN.
2º Abandono de miles de puestos de trabajos mal remunerados.
3º Abandono de miles de puestos de trabajo en “ negro”/ sin contratos.
4º Incremento de las arcas del estado en forma de impuestos de: Trabajadores/as del hogar + Nuevos puestos de trabajo antes mal remunerados+ Nuevos puestos de trabajo antes en “negro”/ sin contratos.
5º HACER FELICES A NUESTRAS MADRES!.
Gracias y un saludo.
submitted by pedromar to PlazaAndalucia [link] [comments]


Cómo satisfacer a una mujer: 8 sextips para ellos ... Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube Como Hacerle El Amor A Una Mujer Gordita - YouTube Como Hacer El Amor A Una Mujer - YouTube Como hacer el amor - YouTube Trucos Como hacer el amor a un hombre toda la noche - YouTube Como Hacer El Amor A Una Mujer  El Empujoncito De Maria ... Top 7 Posiciones Para Hacer El Amor A Una Mujer - YouTube COMO HACER EL AMOR CON UNA MUJER VIRGEN - YouTube ¿Cómo hacerle el amor a una mujer? - YouTube

  1. Cómo satisfacer a una mujer: 8 sextips para ellos ...
  2. Cómo Convencer A Una Mujer De Tener SEXO (Contigo) - YouTube
  3. Como Hacerle El Amor A Una Mujer Gordita - YouTube
  4. Como Hacer El Amor A Una Mujer - YouTube
  5. Como hacer el amor - YouTube
  6. Trucos Como hacer el amor a un hombre toda la noche - YouTube
  7. Como Hacer El Amor A Una Mujer El Empujoncito De Maria ...
  8. Top 7 Posiciones Para Hacer El Amor A Una Mujer - YouTube
  9. COMO HACER EL AMOR CON UNA MUJER VIRGEN - YouTube
  10. ¿Cómo hacerle el amor a una mujer? - YouTube

Desde sexperimentando la psicóloga y sexóloga Nayara Malnero te da 8 consejos para satisfacer a tu chica en la cama. Vídeo pensado para hombres y todos aquel... En este video te muestro las Top 7 Posiciones Para Hacer El Amor A Una Mujer Sin duda alguna suele pasar no?? Este Empujoncito te enseña como ser el amante perfecto. Aquí aprenderás lo que realmente excita a una mujer. Satisfacer a una mujer en la cama no es tarea co... Descripción=====aprende las cosas antes de hacer el amor con una chica virgen...que para meter el pene dentro de vagina lo hace todos .....pero falta un poco... http://ComoSerElMejorAmante.blog210.com Como Hacer El Amor A Una Mujer - Descubre como hacer el amor a una mujer y así lograrás dejarla completamente s... Como Hacerle El Amor A Una Mujer Gordita http://bit.ly/2FQAt9z Visita En Sitio De Arriba Para Complacer A Una Mujer .-- Como Hacerle El Amor A Una Mujer Gord... Existe una inquietud en los hombres de saber ¿Cómo hacerle el amor a una mujer? ¿Cómo y dónde tocarla o besarla? ¿Qué poses usar?...Aquí se responderán éstas... Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2MnqVXu Posiciones sexuales para enamorar a un hombre. Como hacer el amor a un hombre toda la noche ? EL DESCUBRIMIENTO... NUEVO LIBRO GRATIS: https://atraccionla.com/lp/haz-que-te-desee-volumen-1-youtube/ CONSULTA GRATIS: https://atraccionla.com/lp/maestros/ CONECTA CON TUS PRES...